la vida no te pregunta …