La mejor religión es un buen corazón

Como bien lo dice nuestro querido gran maestro Dalai Lama: un buen corazón es la mejor religión. Ciertamente hay  muchas religiones que han dado guía al hombre en el transcurso de la historia, siendo maestros espirituales diferentes figuras que se han encargado prácticamente en su totalidad de traer un mensaje cargado de amor, de revelación y de esperanza para todos.

Independientemente de cuáles sean nuestras creencias y nuestras prácticas, las mismas siempre nos harán actuar de la mejor manera cuando escuchamos a nuestro corazón. Al escucharlo nuestras acciones no estarán cargadas del ego que nos caracteriza, no partirán del miedo, de las malas intenciones o de la manera particular de buscar de manera exclusiva nuestro beneficio, sin importar el impacto de nuestro proceder en los demás.

pareja-hindú

Si buscamos los mensajes originales, más allá de las instituciones, podremos rescatar de las religiones que en su mayoría la esencia es la misma, definitivamente cada quien tiene  su manera de interpretar sus mensajes, pero sin importar la religión, inclusive si no se pertenece o practica alguna, las mejores decisiones vendrán desde nuestra verdadera esencia, esa que está alineada con un todo al que todos pertenecemos y que nos hace saber que nunca estamos solos, que lo que le hacemos a alguien nos afecta o repercute en nosotros mismos.

Cuando actuamos desde el corazón no queremos para otros niños algo diferente de lo que queremos para los nuestros, no vemos en los demás un saco de defectos, sino personas evolucionando a su ritmo y sin juzgar, si no podemos ayudar, colaboramos, pero nunca procuramos lastimar o colocar en tela de juicio la conducta del otro, perdonamos y reconocemos cuando no hemos actuado de la mejor manera.

mujeres-bloqueo-emocional

Cada quien lleva su vida como quiere y si pertenece a alguna religión, debe buscar en ella el sustento espiritual que necesite, las guías que le hagan falta, tomar en consideración las cosas positivas que cada una ofrece para hacer del mundo algo mejor, pero jamás utilizarlo como bandera para discriminar, para justificar malos actos, para llegar inclusive a arrebatar la vida de quienes no coinciden en ideas.

Es necesario entender lo que se está haciendo, creer en algo o alguien es muy importante para el hombre, pero tiene que aprender a ser coherente con aquello en lo que cree y el mejor filtro en su proceder diario será sencillamente actuar desde el amor incondicional, desde la bondad. El actuar desde lo mejor que tenemos es necesario en todo momento, no una vez a la semana o cuando necesitamos una intervención divina. Aprendamos de los grandes y alimentemos nuestra vida de lo mejor, recordemos siempre que las divisiones y diferencias solo las creamos nosotros.

Mujer con flo en la mano

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet