La ira contra quienes amamos suele ser solo el temor a perderlos…

No hay amor sin temor de ofender o perder lo que se ama. Francisco de Quevedo

 

Es un factor común en muchos seres humanos, el hecho de lastimar a quienes amamos, casi todas las personas alguna vez en la vida hemos lastimado, de manera consciente o inconscientemente, a las personas que nos importan, por quienes realmente sentimos amor y esto resulta ser un tanto irónico, porque descargamos contra ellos nuestra ira, cuando en el fondo lo que tememos es que ya no forman parte de nuestra vida.

negativo

La complejidad del ser humano, nos enseña que en tanto más amamos, más tenemos la capacidad de lastimar a esa persona, de allí que muchas pareja sal separarse transformen todo ese amor en odio, que no deja de ser un grado de amor en su mínima expresión…

Un amor apaga otro amor, y un temor otro temor. Séneca

Al ser humano le resulta un tanto complicado poder expresar lo que siente abiertamente, sino se siente embargado por culpa, entonces lo acompaña un profundo sentimiento de temor a la pérdida, tememos perder a quienes amamos casi la mayor parte del tiempo y esto nos lleva, a vivir llenos de pensamientos de angustia y preocupación, por cosas que ni siquiera han sucedido y que probablemente nunca sucedan, todo obedece sencillamente, al temor que tenemos de perder a esos a quienes amamos.

amar

Quizás a esto se deba, que la misma capacidad que tenemos de verter sobre esas personas todo nuestro amor, de amarlos incondicionalmente, de que estén constantemente presente en nuestras vidas, con la misma pasión y con la misma intensidad solemos herirlos y lastimarlos, volcamos nuestra ira en ellos, nuestro resentimiento, nuestra amargura e incluso, solemos decir muchas palabras que posteriormente no podemos recoger, que abren profundas heridas y que algunas de ellas nunca llegan a cerrarse, sin embargo, la sola idea de pensar que estos seres ya no estén en nuestra vida, nos produce una nostalgia permanente y una necesidad de protección hacia ellos.

Si vives temeroso de perder algo, no te preocupes que ya lo perdiste. Edgar Lopez

 

transformar

Cuando amamos quisiéramos que esos seres siempre estuvieran a nuestro lado, acompañándonos, formando parte de nuestras alegrías, de nuestros éxitos y de toda nuestra vida, sin embargo, lo natural es que esto sea prácticamente imposible, los conflictos siempre llegan y las confusiones también, aunque siempre hay manera de repararlo y seguir adelante.

La ira es una emoción que debemos aprender a controlar, aceptar y transformar en nosotros mismos, pues no únicamente nos daña a nosotros, sino también a las personas que nos rodean, que por lo general son esos seres que amamos y que aún sabiendo y conociendo nuestros defectos, nos aman incondicionalmente y nos aceptan tal y cual somos.

 

También te invitamos a visitar:

Es bueno dejar marchar sin tener la necesidad de herir

Es facil herir a las personas que nos quieren … Lo difícil …

No hace falta herir para enseñar ni sufrir para aprender

Al herir a otro, te hieres a ti mismo