Haz a los otros lo que quieres que hagan contigo

De acciones está lleno el mundo, de pensamientos, de intenciones y de lógicas e ideologías, sea cual sea el patrón que se lleve en la vida, debemos saber básicamente que todo lo que hacemos tiene una consecuencia y no se puede obrar mal y quedar impune, no se puede pretender permanecer ajeno al sufrimiento de los demás, menos aún cuando estás directamente involucrado con la causa de su dolor.

Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. la vida es un todo indivisible. Mahatma Gandhi

 

Lo mismo ocurre con la felicidad y la alegría que irradiamos y a quienes sumamos a este sentir, en la medida en que das, desinteresadamente y con bondad plena, en esa mismas medida recibirás, tarde o temprano cada quien tiene lo que merece y las maneras en que se suele hacer justicia son algunas veces bastante curiosas.

mal

Si pasamos la vida jugando de manera deshonesta, engañamos, herimos y somos participes de críticas, calumnias y juicios a los demás, no podemos pensar que nuestra vida estará llena de satisfacciones, porque aunque se tengan todas las posesiones materiales del mundo, la consciencia y la paz moral no tiene valor pagadero por ninguna moneda, por el contrario cuando obramos con bondad, humildad y entereza, sin servilismo ni rebajamiento, siempre en plena conciencia de quienes somos y de nuestros limites, pero sin atropellar a nadie, podemos dormir confiados y caminar sin temores, porque solo el que se mantiene ajeno a lo que implique hacer daño al otro, puede realmente decirse sabio.

No hagas de tu cuerpo la tumba de tu alma. Pitágoras

 

artga11

Muchos son los caminos que nos llevan a aprender, pero la diferencia la hace la distancia que escogemos recorrer, tomar el sendero corto siempre ahorrará tiempo, pero también experiencia, si logras visualizar en los demás a tu propio ser, entenderás que en la vida hacer daño tiene un precio, por más astucia que se piense tener, por más discreción al hacer las cosas, nadie sale ileso a la justicia del alma, es menester no olvidar que no solo somos nosotros, tenemos hijos, seres amados que de una u otra forma suelen ser alcanzados y en muchos casos ellos viven la experiencia que nosotros hicimos pasar a alguien más.

La gente mala sólo te ayudará a resolver cosas malas, piensa que la gente buena jamás te solaparía una maldad. Connieuh

 

astucia

Refleja en los demás tu propio ser y actúa con ellos como te gustaría que actuaran contigo, si desprecias serás despreciado, si críticas, serás criticado, si levantas calumnias y accionas sin importar las consecuencias recibirás lo mismo tarde o temprano, en su lugar si actúas con bondad, honestidad, comprensión y amor, recibirás a cambio lo mismo.

Siempre ponte en lugar del otro, de aquél a quien beneficias o lastimas y evalúa como te sentirías tu en su lugar, la consideración es un acto noble, no es ser más oportunistas lo que nos hace grandes, quizás otorgue más poder o dinero, de manera temporal, pero nada otorga el hacer daño que sea permanente, duradero y verdadero.

 

También te invitamos a visitar:

Ser humilde no significa decir “sí” a todo y a todos

Unos te amarán por lo que eres, otros te odiarán por lo mismo

Preocúpate por lo que das y prepárate para recibir

La Naturaleza del Universo: La Abundancia