RINCÓN del TIBET

Hay ausencias que representan un verdadero triunfo

ausencias

Hay ausencias que representan un verdadero triunfo

Algunas veces en la vida nos vemos sometidos a ausencias, considerando que estamos teniendo una pérdida, sin embargo, es la misma vida la que se encarga de demostrarnos que hemos recibido un valioso regalo, que es aquello por lo cual nos lamentamos, aquello que extrañamos y pensamos que iba a ser perdurable en el tiempo, por lo que ante esas ausencias, hoy sonreímos.

Solemos empeñarnos en retener a nuestro lado todo aquello que nos mantiene en nuestra zona de comodidad, en una rutina establecida, en una rutina emocional y el solo hecho de pensar que las cosas van a cambiar, que se perderá el sistema estable que hemos construido, inclusive cuando no nos hace feliz, nos puede generar gran incomodidad, principalmente por el miedo al cambio y la desconfianza de que algo mejor nos pueda ocurrir.

Ciertamente la falta de alguien puede abrirle espacio en nuestras vidas a quien mejor encaje con nosotros a lo largo de nuestras vidas. Si ya hemos aportado todo lo posible, si ya hemos intentado mantener a nuestro lado a quien queremos, pero por un motivo u otro, ocurre la aparición de la ruptura, lo único que marcará la diferencia será nuestra actitud ante esas ausencias en nuestras vidas.

Si nos dedicamos a lamentarnos, a extrañar, a justificar acciones, a idealizar o culpabilizarnos, el drama será un ingrediente que retardará el hecho de poder apreciar una nueva realidad, poder tener una nueva forma de ver las cosas, la posibilidad de compartir con nuevas personas o sencillamente disfrutar de la principal maestra llamada soledad.

Algunas veces estamos tan sumergidos en una situación desgastante que se nos olvida que existe una realidad diferente disponible para cada uno, una realidad en la cual nadie interfiere con nuestra felicidad, que nadie trata de opacarnos, donde nadie le pone traba a nuestros sueños, donde podemos ser como somos y ser aceptados… en fin, una realidad que tenga presente lo que es importante para nosotros, para nuestro centro y para nuestra felicidad.

Pero siempre habrá algo dentro de nosotros que nos invitará a abrir los ojos, a no conformarnos, a retomar el rumbo… algo que nos sugiere tomar las riendas de nuestra vida y dirigirnos hacia nuestro bienestar. Callar esa voz solo traerá tristeza, enfado, frustración… No podemos darle la espalda a esa parte de nosotros que se rebela ante el empeño de acercarnos a la infelicidad, la que nos dice que hay más, que aquello que soñamos, existe y no se encuentra en presencia de algo o alguien determinado.

valiente y aprende a darle a tu vida las ausencias que necesitas, aquellas que resultan en un verdadero triunfo.

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda