Gracias por haber llegado a abrigarme el corazón…

 

Llegaste sin avisar, como cuando llega el invierno y te sorprende antes de tiempo; pero llegaste como una llama a encender mi corazón, sin necesidad de acercarte mucho lograste darle calor con la dulzura de tus besos. Te presentaste con esa sonrisa coqueta que derrite a quien la ve, me miraste y sin decir nada comenzó lo que no creí construir a tu lado.

 

Apareciste de la nada, con pasos silenciosos caminaste hacia mí, notaste mi soledad y no hizo falta pedir que te quedaras, porque cuando menos lo pensé ya estabas muy dentro de mi vida.

Gracias por abrigarme el corazón, porque fue entonces cuando entendí el porqué todos mis pasados no permanecieron en mi presente.

Fue tu abrazo que me arrulló el alma para hacerme entender que no fue en vano mi camino de soledad y frío durante tantos inviernos, porque llegaste justo a tiempo.

 

Romantic-couple-hug-kiss-hd-wallpaper-free

Gracias porque después de tantas y tantas decepciones vi la luz al final del camino, porque después de tantas lágrimas derramadas, llegaron las sonrisas sinceras, se presentaron los “te amo” interminables a tiempo y a destiempo.

No fue necesario que terminara el invierno porque con tu llegada ya había sentido la primavera, que no se fue desde entonces. Me abrigaste el corazón cuando más lo necesitaba y no faltó un abrigo o una fogata debajo del frío, sólo tus brazos y tu amor le devolvieron el calor que lo hizo latir de amor por ti.

Gracias por abrigarme durante el frío y devolverle la sonrisa a la tristeza que había olvidado como sonreír. Fuiste tú quien le dio sentido al pasado, porque fue con tu llegada que entendí que había vivido toda mi vida con las manos vacías.

Y es ahora que estas aquí, que ya no tengo por qué sentir frío; me abrigaste el corazón y te lo agradeceré toda mi vida.

Via Elacorazado