RINCÓN del TIBET

Extrañar también es válido

Extrañar también es válido 

Seguramente más de una vez te ha pasado, te has sentido sola, la oscuridad de tu habitación poco a poco te consume, estás rodeada de personas y sin embargo te sigues sintiendo sola, las lágrimas caen por tu cara sin cesar y te preguntas el porqué, y aunque inmediatamente no consigues la respuesta, en tu interior, sabes que sin duda te falta alguien.

Extrañar, ¿qué es extrañar? Y definitivamente ¿por qué muchas veces puede llegar a doler tanto? A hacernos sentir tanto pesar, extrañar a alguien va más allá de su mera ausencia física, va más allá de eso, es extrañar su mirada, su voz, como te sentías cuando estabas con esa persona tan especial, extrañar a alguien es algo trascendental, y es que puedes imaginar en tu cabeza una y mil veces cómo será volverlo a ver y aún tienes ese nudo en la garganta que no te deja respirar bien. Muchos no saben lo fuerte que es este sentimiento, esta emoción que recorre cada centímetro de tu cuerpo, adentrándose cada vez más en ti, volviéndose más fuerte llegando hasta penetrar tus huesos, luego tu corazón y más tarde tu alma.

El sentimiento de extrañar se ha desvalorizado, vagamente la gente piensa que extrañar es algo superficial, que hay cosas más importantes que hacer, que las personas van y vienen pero sin duda alguna los que hemos sentido alguna vez esto  tan fuerte sabemos que no es así, y nunca lo será. En ocasiones son personas las que extrañamos, en otras son lugares, porque no es fácil desapegarse a lo que estamos acostumbrados, decir adiós es dejar una parte de ti con esa persona, en ese lugar y poco a poco nos vamos dando cuenta de que esa parte nos falta pero nos llevamos con nosotros también  una parte de quien dejamos atrás… Esa parte que guardamos en nuestro corazón y que cada día nos hace más fuertes, más inteligentes, más sabios.

No hay una solución a extrañar, porque no es un problema, es un sentimiento, es un hecho que debemos aceptar, a nuestro ritmo, sin apuros, puede llegar a doler, pero puede llegar a ser muy lindo también. ¡Transfórmalo a tu favor! puedas seguir creciendo como persona, conociéndote y aprendiendo de lo que  realmente se siente extrañar.

En algún momento de nuestra vida diremos adiós, partiremos, partirán, decir adiós es de valientes y decir hasta luego aún más, paso por paso nos daremos cuenta a quien vale la pena extrañar. Por ahora valora a quien tienes a tu lado, regala sonrisas, dile a tus seres queridos cuanto los adoras, los aprecias y se agradecido de tener con quién contar. Vive tu vida pensando en el ahora, en el presente que es lo único que tenemos seguro.

Dicen que cuando extrañas a alguien, ellos probablemente estén sintiendo lo mismo, pero no creo que sea posible extrañarme de la misma forma en que te extraño yo. -Edna St. Vincent Millay.

N.G.

Te invitamos a visitar:

Te libero de mí

Quien mucho se ausenta pronto deja de hacer falta

Un amor que se mendiga no es amor

Quien me quiera que me busque

No mendigues la atención de nadie

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda