RINCÓN del TIBET

Aprende a desenamorarte a con estas 6 estrategias

desenamorarte

Entrena tu cerebro para desenamorarte

El enamorarnos normalmente no es un proceso consciente, pero sí hay un factor intencional en el cual nos permitimos y contribuimos a las dinámicas que hacen posible el hecho de desarrollar sentimientos hacia alguien y lo mismo pasa en el proceso contrario.

Cuando pasamos por una ruptura nos encantaría apretar un interruptor y dejar de sentir, dejar de pensar, dejar de imaginarnos escenarios nefastos que nos hacen sufrir y dejar de traer a nuestra memoria tanto las cosas que nos unieron a esa persona y nos producen nostalgia, como aquellas que tuvieron que ver en la decisión de la separación, que pueden hacernos sentir tristeza, ira, frustración.

Ante cualquier pérdida resulta prudente darnos un espacio temporal para el duelo. Sin embargo, debemos procurar no extendernos demasiado y podemos colaborar con nosotros mismos, asumiendo algunas actitudes y ciertos hábitos que nos ayuden a centrarnos en aquello que nos llevará a la salida de manera más directa. Aquí sugerimos algunas cosas que nos favorecerán si queremos entrenarnos nuestro cerebro para desenamorarnos ante una ruptura, de hecho a veces lo hacemos de manera inconsciente estando en una relación y podemos detonar una separación o la presencia del desamor.

1° Estrategia para desenamorarte: Concéntrate en algo que te apasione

Cuando recién hemos terminado nos resulta complicado no traer a nuestra mente a esa persona de la cual nos hemos separado, extrañamos sus mensajes, sus caricias, su presencia, hasta las discusiones… Debemos alargar los espacios en los cuales nuestra mente esté menos propensa a recordarle y extrañarle. La mejor manera es dedicar el mayor tiempo posible a hacer lo que amamos, bien sea un deporte, un nuevo proyecto, estar con una mascota, leer un buen libro… Cada minuto que pasa que no pensamos en esa persona es un espacio ganado.

2° Estrategia para desenamorarte: Dedica tiempo para tu cuidado personal

Tienes muchas formas de cuidarte, de sentirte mejor, de iniciar o mejorar hábitos sanos. Comienza a hacer ejercicios, inscríbete en clases de baile, de natación, de karate, aliméntate mejor, come más cosas naturales, contrata sesiones de masajes, comienza a meditar… Son muchas cosas que puedes hacer solo por ti y ésta es una excelente oportunidad.

3° Estrategia para desenamorarte: Sé consciente de tus pensamientos

Evidentemente vas a pensar en esa persona, pero trata de ser consciente de ello, de observar el tipo de pensamientos. Si sientes emociones negativas, se te tensa el cuerpo, sientes algún tipo de malestar, sudoración, palpitaciones o cualquier otra cosa por el estilo, es necesario soltar esos pensamientos, no te resistas, tampoco entres en negación porque pareciesen aferrarse más. Los pensamientos actúan como si de seres vivos se tratase, hay que disimuladamente dirigir nuestra atención en otra dirección y esperar a que se disipen sin mucho alboroto.

4° Estrategia para desenamorarte: Sal con personas que te suban el ánimo

No hablamos de potenciales sustitutos para ocupar el lugar vacante, aunque a veces esa opción arroja al menos a corto plazo resultados positivos, sin embargo suelen tener el efecto rebote que empeora cualquier escenario. Salir con otras personas, hablar tanto de lo que nos pasa, como de otras cosas nos distrae y nos quita la sensación de soledad, además nos habla de que siempre tendremos opciones para compartir con personas que nos parecían.

5° Estrategia para desenamorarte: Evitemos sumergirnos en el sufrimiento

Eso de no comer, no dormir, llorar, desconectarnos y abandonarnos a nosotros y a todo lo que nos incumba será válido unos pocos días, algo más extenso es nocivo y no nos traerá una consecuencia diferente a un largo período de sufrimiento, desajustes de sueño, de hábitos alimenticios y secuelas físicas y emocionales que complicarán la situación.

6° Estrategia para desenamorarte: Tengamos mantras que nos ayuden a mantener una actitud positiva

Ante cualquier escenario incómodo, ante la presencia de pensamientos catastróficos o la observación de aquello que no queremos ver, resulta conveniente alguno de estas afirmaciones:

  • Todo lo que ocurre es para mi mayor beneficio
  • Lo mejor está por venir
  • La vida está a mi favor
  • El universo tiene algo mejor para mí
  • Yo merezco lo mejor y lo mejor vendrá
  • Mi alma me lleva por el camino que necesito recorrer

Las rupturas no son sencillas, aminorar un sentimiento no es fácil, pero si es nuestra mejor opción, lo ideal será ayudarnos a salir lo mejor y más pronto posible de ese momento que nos puede estar causando mucho dolor. Vivamos un duelo consciente y salgamos de él siendo mejores, aprovechando el pasado para crecer y preparándonos para todo lo bueno que esté por venir.

Por: Sara Espejo  – Rincón del Tibet

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda