RINCÓN del TIBET

Enaltece y reconoce las virtudes en los niños

enaltece

Enaltece y reconoce las virtudes en los niños y estarás abonando su éxito

Siempre es más fácil percibir los defectos, reconocer lo negativo e incluso identificarnos con ellos, especialmente cuando se trata de nuestros hijos, aquellos a quienes nos corresponde guiar.

Tú mismo, al igual que cualquier otra persona en el universo, te mereces tu propio amor y afecto. Gautama Buddha

Puede resultar doloroso, el darnos cuenta de que muchas veces, de manera inconsciente y sin intención negativa, en lugar de corregir alguna inclinación en nuestros niños, sólo contribuimos a aumentar su frustración y debilitar su propia seguridad.

Los niños son como piezas de cera, en ellos se grabará y permanecerá todo aquello que volquemos, allí radica la delicadeza que debemos tener en lo que cultivamos y enaltecemos en su ser.

El hombre que no se valora a si mismo, no puede valorar cualquier cosa o cualquier persona. Ayn Rand

Podemos pensar, que haciendo énfasis en sus defectos, podremos prevenirlos de evitarlos, pero no debemos olvidar que evitar deriva en reprimir. Los niños viven sus experiencias, de cualquier manera enfrentan escenarios, situaciones y personas, por lo que es vital suministrarles las herramientas necesarias para hacer frente a su vida y para ello, deben confiar en sus propias capacidades, en su potencial, en sus virtudes y sentirse capaces de superar sus propios defectos.

La mayoría de miedos de ser rechazado descansan en el deseo de ser aprobados por otras personas. No bases tu autoestima en sus opiniones. Harvey Mackay

Cuando enaltecemos y reconocemos las virtudes de nuestros hijos, estaremos abonando al éxito, a su determinación y a su voluntad, no se trata de negar u ocultar sus defectos, estos indudablemente saldrán a flote, pero basar en ellos su corrección, es un error muy común en quiénes somos orientadores y guías de que encuentren su propia razón y manifiesten su consciencia.

Cultiva seguridad en un niño, enséñale a reconocer y aprovechar sus capacidades, incluso a enaltecer sus virtudes para dominar sus defectos, y recogerás el virtuoso fruto del éxito en su vida, y no olvides, que esto solo se logra con amor, constancia y sabiduría, pero sobre todo, con comprensión y serenidad.

Por: Marvi Martínez

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda