El impacto del primer amor

Porque haya sido como haya sido, pase el tiempo que pase, estés con quien estés, te marca para toda la vida.

Hace un tiempo atrás, me preguntaron acerca de mi primer amor. Los pude mirar a los ojos y decir que no sabía nada de él, que hace un tiempo atrás lo había superado y que estaba bien, en parte era todo cierto, también fue tan convincente, que logré convencerme a mí misma. Estuve por mucho tiempo creyendo que ya había pasado el amor que tenía para esa persona; estuve a punto de comenzar relaciones y muchas fracasaban, no entendía por qué no podía sentirme de la manera en que antes me había sentido.

Un día común, me lo encontré. Lo vi desde que venía lejos, él ni siquiera había notado la presencia de nadie a su alrededor, y con tan solo ver su espalda, supe que era él. Lo conocí de una manera que nadie lo había hecho. Conocí cada lunar de su cuerpo, y aún a lo lejos podía distinguir una cabeza entre tantas.

Por un segundo dudé en seguir caminando, mi corazón se aceleró con el ritmo que era de costumbre al estar con él, mi mente se desconectó de mi cuerpo por completo, mi nerviosismo fue más allá de lo normal, y fue como si hubiese retrocedido años, mucho más ingenua, miedosa e insegura.

Recordé por qué había terminado, en mi mente vino una y otra vez todo, no, no fue por una infidelidad, ni distancia o falta de amor; fue solo dos personas que no estaban diseñadas para estar juntas, y fue ahí donde entendí que, aun pasando años, me seguiré sintiendo de esa manera al topármelo por la calle. Que siempre será él, el que produzca que mi cuerpo se desconecte, y deje que mi cerebro hable y trate de convencerme de lo que realmente siento.

Creo que siempre estaré atada a él, pero sin esperar algo a cambio, sé que terminó, y estoy bien con eso, solo que sé que siempre lo amaré, que todos estos sentimientos solo lo podré sentir con él y nadie más. Lo amé de una forma infantil, egoísta y muy especial; pero al final, me marcó.

Vendrán sentimientos, amores, pero serán diferentes y únicos solo para esa persona. Porque, al fin y al cabo, mi primer amor se acabó; pero me enseñó lo que realmente es sentir todo, en una misma persona.

Vía: UPSOCL