RINCÓN del TIBET

El amor de mi vida ya tiene hijos…

El amor de mi vida ya tiene hijos…

El amor auténtico se encuentra siempre hecho. En este amor un ser queda adscrito de una vez para siempre y del todo a otro ser. Es el amor que empieza con el amor. Ortega y Gasset, José

 

Y hacemos nuestros planes desde que tenemos uso de razón, cuando llegamos a la adolescencia y encontremos nuestro príncipe azul, con quién seguramente tendremos una boda de punta en blanco, formaremos hogar y tendremos hijos y mascota, hermosa historia…

Pero entonces llegó justo la etapa esperada en nuestra vida, después de varios ensayos y errores buscando el tono azul indicado de nuestro príncipe… y nos dimos cuenta que no todo es tan simple, el príncipe no es tan azul, la boda algunas veces puede esperar, que no es tan fácil formar hogar y que claro que podremos tener hijos! esa parte se conserva dentro de la hermosa historia, pero en muchas ocasiones, ya nuestro príncipe azul viene con ellos incluidos.

Todos los hijos son bendiciones, no es menester que ocupen posiciones. Anónimo

 

Se nos presenta entonces una gran responsabilidad y odisea en nuestra vida, especialmente cuando nosotras no tenemos hijos y nos toca enfrentar una maternidad prácticamente impuesta, sumada a lo  sutil y delicado que significa, mantener la relación intacta con nuestro príncipe azul, en la cual debemos llenar las expectativas de futura madre, alejar los celos, controlar el carácter y desarrollar enormemente la tolerancia y además de todo, entender que de ahora en más, nuestro tiempo siempre será compartido.

Tranquila no entres en pánico, es importante e imperioso que en este momento prevalezca en ti la pureza de tu esencia humana, comprender que algunas veces nuestra pareja llega con hijos y que son parte de ese hermoso regalo, de esa hermosa bendición que recibimos, en muchas oportunidades no tienen el carácter que deseamos, sin embargo, se nos presenta un maravilloso escenario, pues nos dan la oportunidad de hacerlos parte de nuestra vida.

En un futuro no muy lejano probablemente tendremos nuestros propios hijos y nos encantará saber, cuando hemos hecho una buena labor con los niños de nuestra pareja, que ellos lo agradecerán, que ellos nos miran y recuerdan con amor, que hicimos lo correcto, pues al tener hijos propios, comprenderemos que cuando se tiene un hijo se tienen todos los hijos del mundo y esta es la enseñanza más maravillosa que le da un hijo a una madre.

El niño es una pieza fonográfica que grabará y reproducirá todo lo que vio y escuchó. Joaquín Trincado

 

Así que no importa si llegan antes, durante o después, lo importante es que están allí y que representan una oportunidad para ti, para expandir tu amor, no se los niegues, no los conviertas en una amenaza, no te sientas invadida ni mucho menos comparada, los niños siempre son bendiciones, siempre traen grandes enseñanzas, aprovecha las oportunidades y transforma la situación en una situación favorable para ti, donde hay amor siempre hay grandes oportunidades, no las desperdicies por falsos prejuicios.

 

También te invitamos a visitar:

Evita las heridas emocionales en tus hijos

Cuando amas a tus hijos los respetas

Los padres estamos para ayudar a nuestros hijos

Ningún maltrato a un niño, por inofensivo que parezca se puede justificar

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda