RINCÓN del TIBET

Decir las cosas a tiempo nos ahorra mucho sufrimiento

Decir las cosas a tiempo nos ahorra mucho sufrimiento

Vivir las cosas con la emoción de que cada hecho que me ha acontecido, he mostrado mi sinceridad y he mostrado mi honestidad para con la vida, creo que eso es lo que más me satisface a estas alturas y lo que más me ha impactado. Pablo Milanés

 

Que difícil nos resulta en muchas oportunidades decir lo que sentimos y lo que pensamos, hablar claro, ser transparentes y poder buscar una manera armoniosa de dirigirnos y comunicarnos con la otra persona, si tan sólo pudiéramos hablar las cosas en su debido momento, espacio y tiempo, nos ahorraríamos mucho sufrimiento y seguramente también se lo ahorraríamos a la otra persona.

El ser humano suele complicarse a través de las suposiciones, todo lo imagina, lo piensa, lo inventa y su mente se encarga de alimentar ese pensamiento, cuando tenemos alguna situación que nos genera la necesidad de manifestarla y de expresarla, debemos hacerlo, si estamos en medio de una discusión, de una negociación o sencillamente de una conversación, debemos buscar la mejor manera de exponer y expresar lo que sentimos y pensamos, porque éste es el momento justo y si sentimos que la rabia y la ira toma dominio de nuestra persona, es importante respirar profundo y saber serenarnos, pero no podemos suprimir el momento de expresar lo que estamos sintiendo.

La sinceridad va recta, simple, sin dobleces, sencilla, sin ninguna segunda intención; busca “lo que es” y sólo “lo que es” no a sí mismo en “lo que es”. Rumi

 

La sabiduría nos enseña, que en muchas oportunidades siempre es mejor retirarse en silencio antes de dejarse dominar por alguna emoción o sensación en un momento determinado, sin embargo, siempre debemos buscar la oportunidad si sentimos que nos quedó algo por dentro que necesitábamos decir, que necesitábamos manifestar, porque ese sentimiento que nos quedó tarde o temprano se convertirá en algo más, si simplemente tuviéramos la certeza de que lo vamos a olvidar y lo vamos a desechar, entonces está habrá sido la mejor alternativa, más sin embargo es prácticamente imposible que eso suceda, ese sentimiento siempre suele convertirse en algo más que por lo general nos genera sufrimiento.

Las tres cosas más difíciles de esta vida son: guardar un secreto, perdonar un agravio y aprovechar el tiempo. Benjamín Franklin

 

Sabio es buscar el instante y el momento preciso para comunicarnos, para manifestar lo que queremos decir, las sensaciones, las opiniones o sencillamente lo que nos parece, especialmente si nos involucra directamente y a la par debemos aprender a manejar esas emociones y esas sensaciones que no generan estas circunstancias, tanto si podemos expresarlas, como si no es el momento oportuno para hacerlo, siempre habrá una oportunidad perfecta, siempre habrá un momento para aclarar la situación, pero no debemos dejar que esto se lo lleva el tiempo, las soluciones es mejor aportarlas, justo en el momento en que se necesitan.

Aclarar y expresar las cosas en el momento justo, le cierra la puerta a las suposiciones, a los falsos comentarios, a los errores y a los malos pensamientos y sólo da cabida a la claridad y a la transparencia, que a fin sufrimiento es lo que purifica una verdadera comunicación.

 

También te invitamos a visitar:

Dónde radica la verdadera libertad?…

Para las verdaderas amistades no hay distancia que valga…

Verdades mentirosas…

Quien ama de verdad no solamente lo dice

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda