Debería ser un delito hacer promesas que no se pueden cumplir

Nadie ofrece tanto como el que no va a cumplir. Francisco de Quevedo

 

Aunque suene irónico, una de las cosas que se nos hace más fácil hacer en la vida, es prometer, pasamos la existencia prometiendo, especialmente a aquellos seres que amamos, incluso en muchas oportunidades sino en su mayoría, hacemos promesas que jamás podemos cumplir.

Prometemos amor eternamente, prometemos compañía por siempre, prometemos a nuestros hijos estar allí ante cualquier cosa, prometemos cuidar, proteger, prometemos jamás mentir, prometemos siempre ser honestos, obrar bien, jamás ser infieles, ni cometer delito alguno…promesas, promesas, promesas…

perdonar 4

Prometemos según nuestras esperanzas y cumplimos según nuestros temores. François de la Rochefoucauld

 

No puede haber nada más genuino en la vida que vivir el día a día, vivir en el eterno y constante presente, cuando prometemos nos estamos ubicando en un futuro que aún no llega y que no sabremos siquiera si podremos disfrutarlo, puesto que no existe, es una ilusión, incluso hacemos promesas de cosas del pasado indicando que jamás se repetirán, sí reflexionamos y miramos hondo, nos daremos cuenta de que esto es prácticamente imposible, pues no depende de nuestro control.

amanecer

Nuestras intenciones y deseos pueden ser muchas, qué padre por ejemplo, no tiene la intención de proteger a su hijo? que persona enamorada no quiere en todo inicio que esto sea eterno?.. sin embargo, es un poco ilógico hacer este tipo de promesas, e incluso aceptar que no las hagan, sabemos perfectamente que nada es eterno y que nada dura para siempre, que todo es transitorio y que así cómo llega se va, el amor suele pasar por distintas fases y que generalmente termina de alguna manera, iniciamos nuevas relaciones, amamos nuevamente, podemos expandir nuestra alma tanto como sea necesario.

En toda semilla está la promesa de miles de bosques. Pero la semilla no debe ser acaparada; ella debe dar su inteligencia al suelo fértil. A través de su acción de dar, su energía invisible fluye para convertirse en una manifestación material. Deepak Chopra

 

Persona equivocada 2

Por su parte, es necesario también entender que nuestros hijos por ejemplo, no podemos rescatarlos de todo, por más que quisiéramos protegerlos y evitarles sufrimientos y tragedias en su vida, esto es sencillamente imposible, pues cada quien tiene un camino que seguir, una misión que cumplir y una vida que vivir y lo que nuestros hijos deban pasar, podemos solamente y no en todas las ocasiones, acompañarles.

No hagas promesas en la vida que no podrás cumplir jamás, sencillamente ahórrate estas palabras y si alguien necesita una promesa de tu parte, sencillamente manifiestale tu intención y siempre es mejor dejar claro, que por delante de nuestra palabra, siempre van las acciones.

 

También te invitamos a visitar:

Promesas rotas, promesas falsas

7 promesas que debería hacerse toda pareja

Cuando nuestros hijos mienten

Las 6 promesas que tienes que hacerte a ti misma antes de enamorarte

x