Cultivar la ilusión en los niños no los aleja de la realidad, los acerca a sus sueños…

La realidad nos enseña que las ilusiones suelen ser cortas, que la verdad siempre sale a la luz y que tarde o temprano los sueños son solo eso, sueños…

Sin embargo, existe en la ilusión infantil, una manera muy hermosa de nutrir y llevar adelante sus más profundos sueños, de convertirse en observadores, de tener curiosidad, de conocer y de experimentar, esto es parte importante en la vida de un niño.

No rechaces tus sueños. ¿Sin la ilusión el mundo que sería? Ramón De Campoamor

 

niños-y-estrellas

Podemos pensar muchas veces, que en los días actuales, es necesario vivir atado a lo real, no podemos dejarnos llevarnos por simples ilusiones en un mundo tan genuino e incluso tan duro y directo, como lo es este terrón que habitamos, sin embargo, no debemos olvidar que los niños son niños, y que quizás pretender que asuman esa realidad desde la más tierna edad, puede ocasionar el efecto contrario y llevarlos, más que nunca, a desear quedarse y permanecer dentro de sus ilusiones.

Es sabido que con los niños es menester tener mucho tacto, cuidado especial en aquellas cosas que deseamos transmitirle, pues son muy frágiles y muchas veces vivimos una realidad que nos hace crueles, que nos lleva por amor o por temor, a querer que nuestros pequeños sufran lo menos posible y para ello, sentimos la necesidad de ser cada día más claros con ellos.

La verdad es siempre una ilusión. Friedrich Dürrenmatt

 

El contar siempre con una explicación sensata, capaz de argumentar las respuestas que damos a un niño, no solo le abrirá el entendimiento, sino que hará nuestras palabras más creíbles y confiables para el. ¿Qué ocurre entonces cuando la tradición nos lleva a tener que contribuir alimentando ilusiones en los niños?…

soñadora

El caso es que vivimos intentando buscar un equilibrio entre lo que es sano que el niño conozca y lo que no, existen miles de temas hoy día que debemos apresurar en conversar con nuestros pequeños, pues tarde o temprano la información llegará a sus oídos, manos y ojos y de cualquier manera lo sabrá, así que es importante la manera en la cual el niño comprende esta información, es allí donde accionamos nosotros.

Debemos tener un sutil balance entre lo que anclamos en nuestros hijos y las ilusiones que les permiten estar más cerca de sus sueños, no se trata de aislarlos de una verdad real, dura y cruel, o por el contrario, sumergirlos en una burbuja, en una nube o en un sueño permanente, los niños de hoy día, tiene la capacidad innata de razonar, de percibir y de ser capaces de exigir explicaciones, tanto es la audacia de los niños, que muchos dudan de ciertas verdades, pero les resulta bastante cómodo y agradable seguir el juego a sus padres.

Son mis ilusiones infantiles las que todavía me hacen decir si percibo una fisura en la coraza de un hombre: no todo está perdido, hace falta poco para hacer palpitar a ese corazón detenido. Elias Canetti

 

felicidad

Las ilusiones en los niños les permiten ser niños, vivir su niñez y crecer frente a realidades terribles, pero también a hermosas verdades, les permite nutrir sus sueños y querer llevarlos a cabo, les da un mundo fantástico que contrarreste aquel que deseamos conozca y evite.

Es menester dejar que nuestros niños vivan sus ilusiones, disfruten sus sueños y procurar forjar en ellos la valentía para enfrentar todo aquello que irán conociendo en su camino, cuando así esté dispuesto.

También te invitamos a visitar:

Trata a tus hijos con cuidado: están hechos de sueños

Aprende a reencontrarte y a curar tu niño interior

Un niño que lee será un adulto que piensa

Educar a un niño requiere mucha paciencia, en especial por parte del niño