Cultiva la verdad en tu relación con otros, pero especialmente contigo mismo

Los sucesos de la vida nos llevan a crearnos corazas, trajes, a intentar protegernos de alguna manera, nos sentimos afectados, muy felices o muy infelices, y nuestro principal compañero es nuestro pensamiento, nuestra mente constantemente justificando o condenando nuestras propias acciones.

Nos podemos relacionar con el resto de las personas desde muchos ángulos, incluso tenemos distintos círculos en nuestra vida, familiar, social, laboral y de muchas otras índoles, en cada relación priorizamos y caracterizamos aquello que nos une a ese ser y en algunos casos lo que nos distancia.

pureza

La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio. Cicerón

 

Relacionarse desde la verdad, es una virtud que pocos saben apreciar, pues la falsedad ha invadido el mundo hoy más que nunca, parece que las mentiras se han hecho un mal necesario, pasando además por la omisión en ciertos casos, la verdad ha perdido valor, cuando en realidad no hay manera más honesta de relacionarnos con los demás.

Pero ocurre, que la verdad no solo debemos cultivarla y enaltecerla en nuestras relaciones, además debe ser nuestro baluarte, nuestro derrotero en la relación con nosotros mismos, si tu mismo te engañas, nadie podrá hacerte ver la realidad, la sinceridad consigo mismo es un arma que nadie jamás podrá quitarte y pocos podrán enfrentar, el que apuesta a la verdad desde si mismo, no tienen el agotador trabajo de mantener la mentira y peor aún sostenerla en su propia consciencia.

La peor verdad sólo cuesta un gran disgusto. La mejor mentira cuesta muchos disgustos pequeños y al final, un disgusto grande. Jacinto Benavente

 

38c626cd7b0

La verdad realmente libera, ser honesto contigo mismo te permite no solo identificar tus errores, sino aceptarlos y ser capaz de transformarlos, el engaño te llevará siempre por aquel camino que precisas correcto y que tarde o temprano se derrumbará, saber quien eres por tu propio conocimiento, verídico, real, genuino, no tiene valor que se le iguale, reconocerse a sí mismo, sin apariencias, sin falsas impresiones y sin necesidad de mantener ante ti mismo alguien que no eres, ahorrará mucho sufrimiento y desengaño en tu vida.

Mantener relaciones sinceras, donde priva la verdad, mantiene una armonía y un equilibrio que dará continuidad a las cosas que ocurran en esa relación, cultivará la confianza y alejará los malos entendidos y si bien la verdad en muchos casos suele ser dolorosa, nadie puede desear dejar de valorarla, porque preferir la mentira por no experimentar el dolor de la verdad, solo significa un engaño hacia si mismo.

La astucia puede tener vestidos, pero a la verdad le gusta ir desnuda. Thomas Fuller

 

virtud

Si no somos capaces de mantener la verdad en nuestro corazón, de llenar nuestra vida de claridad y de honestidad, difícilmente podremos establecer relaciones verdaderas con alguien más, cultivar la verdad es un don maravilloso que siempre te dará ventaja, porque el camino suele ser largo y en muchas oportunidades nos topamos con escenarios ya vividos y mantener una mentira a lo largo de ese camino puede resultar realmente agotador, frustrante y finalmente terminará en decepción.

 

También te invitamos a visitar:

Nunca perdemos amigos, solo descubrimos quiénes son los verdaderos

Dónde radica la verdadera libertad?…

Verdades mentirosas…

Busca la verdadera semilla en las bendiciones disfrazadas…