Cada quien necesita caminar con sus propios pies para aprender a vivir

Recorrer caminos…de allí parte nuestra vida, senderos, cuestas, colinas y todos aquellos escenarios que decidimos sumar a nuestra existencia, recogemos vivencias, experiencias, amores, olvidos…recuerdos, cada quién vive de la manera que elige vivir y nadie puede experimentar por nadie, ni siquiera en los momentos de mayor solidaridad que pretendemos evitarle a otros algún mal sufrido, únicamente la experiencia vivida logra hacer consciencia.

ser

Amar y sufrir es, a la larga, la única forma de vivir con plenitud y dignidad. Gregorio Marañon

 

En la vida amamos, de tal manera que prescindimos de nosotros mismos, nos hacemos cómplices de muchas situaciones, nos sacrificamos por amor y quisiéramos de mil maneras que quienes amamos no resulten lastimados, que recorran caminos de luz, de paz y de amor y poder rescatarlos de vivencias que pueden causarles heridas y profundas decepciones.

Sin embargo, por más que intentemos, no podemos rescatar a todos de sus propias elecciones, de sus propias vivencias, por el contrario simplemente estaremos abriendo una puerta llamada curiosidad o antagonismo, es el caso común de los padres y los hijos, en tanto más se les prohíbe, se les aconseja y se le reprime, se obtiene el efecto contrario y si bien muchos jóvenes aprenden a escuchar, las vivencias solo podrán ser experimentadas por ellos mismo y no hay manera de cambiar esta historia.

vida

Se vive para muchas cosas y se deja de vivir por una sola. Dochanlu

 

Debemos saber dar, ayudar y orientar, pero sin querer transformar a los demás, a quien ayudas, cada quien deberá descubrir sus caminos y no hay cuento que pueda suplantar la realidad, cuando muchos podremos servir de compañía ante aquellos hechos que ya vivimos y que nos generan compasión por aquel que los vive o alegría compartida, cuando son emociones de felicidad.

Cada quien debe caminar con sus propios pies, facilitar la vida de los demás, hijos, familia, amigos, pareja, puede resultar reconfortante, está bien querer ayudar, apoyar y solidarizarse, pero no podemos pretender transformar a las personas para que se ajusten a nuestras decisiones, preferencias o precauciones, simplemente será inevitable poder rescatar a todos de todo.

ayudar

Acepta con amor y sabiduría la vida de los demás, permíteles seguir su camino y tomar sus decisiones, orienta si, aconseja y de manera amorosa comparte tus experiencias con aires de ser precavido, pero no debes culparte o desanimarte por no poder evitarle alguna vivencia indeseada o deseada a alguien más, cada quien es responsable de su camino y esto es inevitable.

Solo hay una manera para evitar las críticas: no hacer nada, no decir nada y no ser nadie. Aristóteles

 

Ayuda en cuanto puedas, comparte y se compasivo ante la vida, ve en el otro tu propio espejo y acompáñalo en su camino, pero sin querer transformarlo, sin juicios y sin angustias innecesarias, únicamente el presente brinda la oportunidad de cambiar las cosas, pero eso es decisión de cada quien, forzar las cosas o a las personas a tomar decisiones que nos parecen justas o correctas, solamente causará resentimientos y abrirá curiosidades pues cada quien querrá descubrir la vida a su manera, eso es lo justo.

 

También te invitamos a visitar:

A veces hay que tomar decisiones que duelen al corazón, pero tranquilizan al alma

Si tú no Tomas Las Decisiones de tu Vida, la Vida Tomará Las Decisiones Por ti

5 maneras de tomar las mejores decisiones

El Ser, la clave para tomar grandes decisiones