Aprende a valorar a un enemigo sincero y a reconocer a un falso amigo…

Los amigos son piezas delicadas, difíciles de encontrar, al menos los verdaderos, y cuando se les tiene, vale más cuidarlos y alimentar esa amistad, con confianza, respeto, consideración y diversión, pues los verdaderos amigos se pueden contar con los dedos de una mano.

La falsedad tiene alas y vuela, y la verdad la sigue arrastrándose, de modo que cuando las gentes se dan cuenta del engaño ya es demasiado tarde. Miguel de Cervantes

 

El caso es que de los amigos siempre esperamos sinceridad, honestidad, que tengan la valentía de ayudarnos a conducirnos por el camino de la vida, de alli la importancia de los afines y la necesidad de que los amigos vean en nosotros aquello que somos incapaces de ver en nosotros mismos, sin embargo, esto no siempre resulta ser así, pues tenemos de las personas más cercanas a nosotros, la menor capacidad de transparencia.

niña con muñecas

Resulta un tanto curioso en la naturaleza humana, la extrema preocupación que damos a los supuestos enemigos que se cruzan en nuestra vida, nos preocupan los sinsabores que nos causan, las amarguras, especialmente si estamos en desventaja, sin embargo, de los enemigos hay mucho que aprender, si es que realmente se puede tener enemigos en la vida, pues sencillamente existen los antagonismos y es que no puede ser de otra manera y en todos los casos, siempre es preferible un enemigo sincero, que te deje ver claramente el terreno que pisas, a un amigo falso.

Aquellos que se creen buenos y serviciales son los mismos que por envidia te desean todos los males. Lucca Capiotto

 

Un amigo falso resulta muchísimo más peligroso que un enemigo sincero, pues nunca sabremos hacia dónde va actuar, ni en qué momento puede perjudicarnos y además confiamos plenamente en él y le damos las herramientas que luego usará en nuestra contra, es nuestro cómplice y confidente y por supuesto aliado, por lo que pensamos que nos debe lealtad y compañerismo, sin embargo, son estos casos los de mayor traición.

article_13886872493

Tristemente, es poco lo que podemos hacer para reconocer a un amigo falso, un enemigo sincero por su parte, siempre va a ser evidente, tangible, presente, sin máscaras ni necesidad de ocultarse, en cambio con los amigos siempre hay que aprender a ser selectivo y además, seguir nuestra intuición, entender que hay cosas en la vida que más vale guardarlas para sí mismo y mantener cierta prudencia con lo que ventilamos con nuestras amistades.

Sabrás que has hecho bien en no perdonar, cuando la cabeza a un antiguo amigo veas bajar. Anónimo

 

lobo y mujerjpg

Siempre debemos tener en cuenta, que aquellos que nos aman tal cual como somos, son simplemente nuestros mejores amigos y no necesitan mayor explicación, ni mayor conocimiento o detalle de nuestra vida, simplemente saber cómo nos sentimos y viven a través de nuestras propias experiencias.

Por: Marvi Martínez

 

También te invitamos a visitar:

Reconoce rápidamente a los falsos amigos

Los verdaderos amigos son esos regalos de la vida que jamás debes dejar atrás…

¿Sabes quienes son tus amigos de verdad?

El que busca un amigo sin defectos se queda sin amigos…