RINCÓN del TIBET

Aprende a escuchar tu ansiedad

Aprende a escuchar tu ansiedad

Muchas son las personas que sufren ansiedad. Una sensación de ahogo que a veces cursa con dolor de cabeza u otros, provocando un gran malestar. ¿Sabes lo que es sentirse atrapado y perdido a la vez? Eso es lo que sienten las personas cuya ansiedad les acecha.

Tu vida irá hacia adelante cuando te apartes del miedo y de los pensamientos negativos que te llevan hacia los síntomas de la ansiedad

-Ulises Durán-

Tu cuerpo responde y tú ¿lo ignoras?

De repente, sientes que algo no va bien. Necesitas levantarte, tomar el aire, moverte. Ese estado de malestar se va incrementando hasta que te duele muchísimo la cabeza o, tal vez sientas, que una mano imaginaria presiona tu garganta.

Intentas descubrir lo que te ocurre, sin ponerte nervioso. Estás incómodo y necesitas un respiro, pero el estado empeora. La fricción en tu garganta se vuelve insoportable al durar ya unos minutos o tu dolor de cabeza provoca que tengas que acostarte.

Aunque quieras evitarlo, puede que las lágrimas empiecen a correr por tus mejillas, no porque tengas ganas de llorar, sino porque tu cuerpo está en un estado de alerta que tú no logras comprender. La ansiedad aparece poniéndote en tensión ante un miedo, una preocupación o un problema que surge ¡directamente de ti!

Los problemas que arrastramos

La ansiedad es un estado que aflora cuando tenemos un problema que hemos estado triturando poco a poco, manteniéndolo en nuestro interior hasta que explota. Es por esto por lo que muchas personas no saben el motivo por el que pueden estar sufriendo ansiedad, porque tal vez el origen de ese problema venga de muchos meses atrás.

Es doloroso tener que enfrentarse a algo en lo que tengamos que profundizar y que, quizás, no logremos encontrar. La ansiedad nos advierte de que algo no está bien y si no se soluciona ¡irá a peor! Es por eso por lo que tenemos que esforzarnos en mirar atrás y descubrir cuál es el origen de nuestra ansiedad.

Hablar es algo que nos ayudará, ya que esto nos permite desahogarnos. Además, hablando puedes darte cuenta en determinado momento del problema. Es más, la persona que te escucha puede hacerte abrir los ojos ante una realidad de la que tú no eras consciente.

¿Siempre sufriré ansiedad?

Pasar por un periodo de ansiedad no significa que siempre vayas a estar sufriéndola, aunque la verdad es que si la has padecido una vez te encuentras más predispuesto a volver a tener. Más que nada porque tienes una tendencia a guardarte ciertas cosas para ti mismo o a no solucionar algo que no te está beneficiando.

Pensemos por ejemplo en las personas que sufren dependencia emocional. Muchas saben cuál es su problema y este es un gran paso para empezar a luchar contra la ansiedad. Pero… ¿qué ocurre si no somos conscientes del problema? Cada vez que no estemos en pareja la ansiedad nos devorará.

La ansiedad siempre te va a instar a que busques un bálsamo que, normalmente, no suele ser el más adecuado. La persona con dependencia emocional calma su ansiedad buscando una nueva pareja. Claro que esto es solo un ejemplo de tantos otros que puede haber: demasiado trabajo, responsabilidades con nuestros hijos, víctimas de manipulación emocional, etc.

Empieza a escuchar

El mayor problema de nuestra ansiedad es que no nos escuchamos. La vida pasa tan rápido y siempre estamos tan rodeados de ruido que no nos paramos a reflexionar sobre cómo estamos viviendo, lo que nos está pasando y cómo estamos actuando.

Es por eso por lo que tu cuerpo cuando no puede más reacciona. Crees estar sano, cuando realmente hay muchas cosas que necesitan ser curadas. Es difícil mirar una herida y doloroso intentar curarla de la manera adecuada. Más que nada porque duele…

Sufrir es algo de lo que intentamos escapar siempre. Pero si no reflexionamos, si no hacemos un parón de vez en cuando para hacer un balance de cómo estamos viviendo nuestra vida, puede que la ansiedad aflore alertándonos de que debes hacerlo aunque no quieras.

La ansiedad es insatisfacción condensada. Descubre qué es lo que te prohíbes satisfacer y hazlo

-Alejandro Jodorowsky-

Escucha, escúchate. La salud no se encuentra solo en lo exterior, sino en tu propia mente. Las pastillas para que puedas dormir mejor o calmar tus ataques de ansiedad serán meras soluciones a corto plazo que no solucionarán el problema.

Empieza hoy a escuchar a tu ansiedad.

 

Te invitamos a visitar:

La Llave Sanadora: HO´OPONOPONO

Prácticas para liberar emociones negativas a través de la reprogramación mental

La enfermedad es un mensaje del alma

¿CÓMO HAY QUE HACER PARA SANAR?

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda