Algunas cosas que debes saber acerca de la ansiedad

Muchas personas en algún momento de sus vidas han pasado por momentos de mucha ansiedad, nuestra mente es compleja y maravillosa, pero algunas veces puede jugarnos trastadas que nos resultan difíciles de controlar. Para algunos se torna una historia dolorosa e incluso discapacitante si no se cuenta con los recursos necesarios para salir de ella.

No está claro cuál es el huevo o la gallina de la historia, lo que es real es que cuando una persona sufre una crisis de ansiedad se produce un desequilibrio químico en su organismo y se disparan con o sin motivo altos niveles de adrenalina, que no logran disiparse con facilidad, esto por lo general viene acompañado de bajos niveles de serotonina, que es la llamada hormona de la felicidad.

Hay un antes y un después para una persona que sufre de ansiedad, algunas veces no se logra determinar el punto en el que se disparó en el organismo esa reacción exacerbada que interpreta cada persona como un peligro inminente que le puede inclusive llevar a la muerte, pero es solo una interpretación a esas señales de alerta.

Patricia-Ariel-illustration8

Es de utilidad saber algunas cosas acerca de los ataques de ansiedad o ataques de pánico para poder manejarlos con un poco de control dentro de lo que se pueda estar sintiendo.

No te mueres por un ataque de pánico, aunque los niveles de adrenalina en tu cuerpo sean tales que sientas que te vas a desmayar, que te va a dar un accidente cerebro vascular, que el corazón se te va a reventar por lo rápido de sus latidos, que tu respiración se entrecorte y sientes que te asfixias… Pues no va a pasar nada, tu cuerpo se recuperará prontamente del estado de alarma y nada te va a pasar, la sensación puede durar de unos 15 a 30 minutos.

Es de utilidad prever la crisis, tu cuerpo comienza alarmarse y comienzas a sentir que puede volver a pasar, en los primeros minutos y con autocontrol se puede evitar un ataque de pánico, piensa de la forma más tranquila que tienes la capacidad de autoregularte, inhala y exhala lentamente, varias veces, intenta pensar en algo diferente, aleja pensamientos de tu cabeza del tipo: aquí viene otra vez otro ataque de pánico, pero esta vez es diferente, creo que esta vez sí me está ocurriendo algo, me va a dar un infarto, o cosas por el estilo, que no harán más que liberar más adrenalina y por el afán de calmar a tu cuerpo lo congestionarás más.

Si entras en el ataque de pánico, piensa que es transitorio, que vas a estar bien, si sientes que te falta la respiración hazte consciente de que no morirás asfixiado, es probable que hiperventiles y es de utilidad tomar una bolsita de papel y con la boca y nariz dentro respires unas cuantas repeticiones. Te ayudará a calmarte ver que el aire entra y sale de tus pulmones y a nivel químico nivelará los niveles de dióxido de carbono y para lo cual es necesario tomar menos oxígeno.

Gaining Insight

Tu cuerpo aunque no hagas nada que lo ayude se regulará, pero puedes acortar el tiempo si lo ayudas, mientras más consciente estés del proceso y de lo que ocurre en tu cuerpo, menos desagradable será.

No enloqueces por ataques de pánico, si bien son una alerta, porque la mayoría de las veces los ataques de pánico se presentan cuando la persona está sometida a altos niveles de estrés o situaciones de grandes sufrimientos, pues el ataque de pánico no es una señal de pérdida de juicio o de cordura.

Debes procurar disminuir el nivel de estrés, muchas veces no podemos eliminar los motivos que nos generan estrés, pero podemos decidir cómo manejar ciertas situaciones. Hacer ejercicios es de gran ayuda, el yoga es excelente. Procurar una dieta balanceada, rica en alimentos que nos ayuden a subir niveles de serotonina, como el plátano, kiwi, huevos, etc. Dormir suficiente. Procurar hacer cosas que te gusten, dedicar tiempo a hobbies, actividades de recreación, compartir con amigos, también es de mucha ayuda.

Es de utilidad buscar ayuda profesional, la Terapia Cognitivo Conductual es una de las que ofrece mejores resultados, en algunas ocasiones una medicación puede ser necesaria, no te preocupes, no te quedarás adicto o andarás como zombi, la medicación solo te ayudará a recuperar los niveles de producción química de tu cuerpo y una vez vuelvan a estar en condiciones se te retiran, puedes verlo como cuando tienes una infección, es cierto que tu cuerpo tiene los recursos internos para combatirla, pero puedes darle una ayuda.

Art work by Aegis Mario S Nevado

En conclusión, las crisis de ansiedad, los ataques de pánico, las perdidas momentáneas de control son muy desagradables, pero nada mortales, muchas más personas de las que creemos las han padecido y algo muy importante, aunque hayan aparecido en varias ocasiones, inclusive si se tiene mucho tiempo padeciéndolas es factible que no vuelvan a repetir y continuar una vida totalmente normal, con nuestro sabio cuerpo funcionando a la perfección.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet

 

 Te invitamos a leer:

Si no sabes quitarte el estrés, no te lo pongas

b7fabb815e97b3fab9caff4fc6891042Es sencillo escribir y leer  “Si no sabes quitarte el estrés, no te lo pongas”, pero la realidad muchas veces nos hace qué digo “ponernos el estrés”, nos hace adoptarlo como nuestro uniforme de batalla diaria. Ver más.