Aleja la ansiedad de tu vida…

Podemos pensar que la ansiedad es una condición especial, que llega a ciertas personas únicamente, no nos damos cuenta, que todos somos propensos a sufrir estados de ansiedad, especialmente por la manera en la que estamos casi obligados a llevar nuestra vida hoy día.

Sin embargo, podemos incorporar algunos hábitos a nuestra vida, para que la ansiedad deje de ser un problema, si logras manejar estos trucos, te darás cuenta como cambia provechosamente tu existencia.

soledad

El estado natural del hombre del siglo veinte es la ansiedad. Norman Mailer

 

Aprende a respirar. El primer truco que debes tener en cuenta es la respiración. En el momento que sientes que la ansiedad te invade, es necesario que des pasó rápido a la respiración, de manera consciente mucho mejor. Ciertas técnicas de respiración pueden calmar tu mente y por ende tu espíritu.

Aprende a relajarte. Es importante que aprendas técnicas cortas, pero efectivas que te ayuden en esos momentos.

Pide ayuda. Busca contención en esos momentos. Del trastorno de ansiedad generalizada no se sale solo, necesitas de ti mismo, de tu médico y de tu familia y amigos. Por ello, cuenta con ellos, especialmente en los momentos de gran ansiedad.

paciencia

Controla tus pensamientos negativos. En el momento que comienzas a sentir ansiedad, es importante que identifiques el o los pensamientos que has tenido, pues de ellos surgen nuestras emociones y estado de ánimo.

Cada mañana tiene dos asas, podemos tomar el día por el asa de la ansiedad o por el asa de la fe. Henry Ward

 

No consumas alcaloides. Evita ciertos alimentos y/o bebidas que pueden desencadenar o potenciar una crisis de ansiedad, como por ejemplo beber café en exceso, comer chocolate en exceso, etc.

Procura relajarte antes de ir a dormir. Un momento muy angustiante es la hora de irse a dormir. Por lo general esos momentos son las preocupaciones suelen irrumpir en tus pensamientos.

asfixia

Haz ejercicio. Sal a caminar o practicar la actividad física que más te agrade. El ejercicio físico es de gran ayuda para reducir la tensión nerviosa y ansiedad. Además libera endorfinas que te brindan placer y bienestar.

Elige alimentos saludables y ricos en triptófano.  Puedes incluir en tu dieta alimentos ricos en triptófano y serotonina (dos principios activos que pueden ayudar a tratar este tipo de trastornos).

Hay momentos en que toda la ansiedad y el esfuerzo acumulados se sosiegan en la infinita indolencia y reposo de la naturaleza. Henry Thoreau

 

No te agobies con responsabilidades y actividades. Haz lo que puedas, recuerda que la falta de concentración y el cansancio físico-mental son algunos de los síntomas de los trastornos de ansiedad. Por ello, no te exijas demasiado. El tratamiento del trastorno de ansiedad no es fácil, pero si tienes la constancia de poner en práctica estos trucos, junto a la atención médica, será un buen comienzo para calmar tu mente, tu espíritu y así superar la ansiedad.

Y finalmente nunca dudes buscar un especialista s sientes que lo requieres, la humildad de recibir nos libera y permite seguir avanzando…

Por: Marvi Martínez

 

También te invitamos a visitar:

Carta de la ansiedad para ti

La ansiedad asociada a las heridas emocionales

La ansiedad no tiene que ser una compañera de vida

El trastorno de ansiedad y el tabú social