7 Mitos del amor

Todos nosotros tenemos creencias acerca del amor, muchas de ellas se han instaurado en nuestra mente a través de personas cercanas, experiencias vividas, ideas propias, etc. Muchas de estas creencias pueden favorecernos al momento de evaluar y proyectar nuestra vida en pareja y también en solitario y otras podrían limitarnos. Algo de utilidad que podemos hacer es revisar nuestras creencias y desmontarlas de considerarlo necesario.

Es un buen comienzo hacerle frente a los siguientes mitos, para tener relaciones más realistas y menos frágiles delante de todos los pasos que se deben dar para mantener lazos fuertes que unan, pero que a su vez den cabida a nexos generados desde la preferencia y no desde la dependencia.

Mitos del amor

El amor todo lo puede: El amor debe ir acompañado de muchos otros elementos que lo sustenten, muchas parejas amándose profundamente terminan por quebrarse, por presencia o ausencia de elementos clave como lo son la comunicación, el respeto, la conexión, el tiempo dedicado, etc.

pareja-abrazada-con-amor-verdadero

En pareja se vive mejor: Vivir en pareja puede ser una muy buena experiencia, de mucho crecimiento, de retos, de avance en conjunto, sin embargo, en otras ocasiones, puede ser lo más desgastante que nos podamos imaginar. La soledad es el estado en el que debemos aprender a estar y desde allí escoger lo que queramos.

Todos tenemos una media naranja: No somos mitades de nada, somos seres completísimos, con capacidad para transitar nuestro trayecto en soledad, una persona puede complementarnos, pero no completarnos, porque nada nos falta.

Quien te hace llorar es quien te ama: El amor no debe representar sufrimiento, nadie tiene el derecho a lastimarnos, menos bajo la licencia del amor. Quien bien te quiere te hará reír, hará de tu vida algo mejor a cada paso, quien te amargue la vida muy probablemente no merezca estar en ella.

Pareja-cogiendose-de-las-manos

Tu pareja te pertenece: No somos dueños de nadie, ni siquiera de nuestros hijos, estamos de paso en este trayecto, compartiendo tramos, aprendiendo los unos de los otros, pero en ningún caso podemos pensar que alguien nos pertenece, solo pasamos en simultáneo y tenemos hermosas o lamentables coincidencias.

El amor muere con el tiempo: El amor verdadero no muere, el detalle es que casi ninguno de nosotros llega a amar realmente y esos sentimientos que imitan al amor, sí que son frágiles ante el tiempo. Sin embargo, una relación bien cuidada, alimentada día a día puede ser una buena base para cultivar ese amor que llamamos para siempre.

Los celos son una muestra de amor: Los celos son una manifestación de nuestras inseguridades. Vale la pena revisar algunas creencias de fondo que no nos permitan sentirnos merecedores de un amor bonito y exclusivo. De cualquier manera siempre es bueno recordar que cada quien está donde y con quien quiere.

De seguro se te vendrá a la mente algún otro mito que hayas podido desmontar, lo importante es que entendamos que nada es blanco o negro, que hay una escala de grises en medio que nos permitirá flexibilizar el amor.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet