5 maneras de tomar las mejores decisiones

Evitad las decisiones desesperadas; pasará el día más tenebroso si tenéis valor para vivir hasta el día siguiente. William Cowper

 

Las decisiones son parte de nuestra rutina diaria, debemos tomar decisiones para prácticamente todas las acciones y todos los momentos de nuestra vida, la ropa que nos ponemos, el desayuno que tomamos, taxi o subterráneo? la playa o la montaña? matrimonio o ser soltero? en casi todos los aspectos de nuestra vida, debemos vivir decidiendo cotidianamente.

Casi todos desconocemos los procesos mentales que nos llevan a tomar una decisión,  sin embargo, algunos psicólogos y neurobiólogos podrían ayudarnos a obtener mejores resultados. A continuación presentamos cinco maneras de tomar las mejores decisiones:

intuición

Definitivamente debes confiar en tu intuición, aunque la mayoría de las veces solemos pensar que en tanto más tiempo nos tomemos para tomar una decisión, mas satisfactorios serán los resultados, sin embargo, muchos estudios señalan que si se tiene el suficiente conocimiento y la información necesaria para tomar una decisión, resultan mucho más satisfactorias las decisiones que se toman casi de manera inconsciente, es decir mediante la intuición, en contraposición con las decisiones racionales, que creemos tomar cuando tenemos más tiempo y más información para decidir.

No temas a las consecuencias de tus decisiones, jamás estaremos ni tan insatisfechos ni tan complacidos como las expectativas que nos hicimos al tomar la decisión, los estudios demostraron, que si bien este miedo influye en la toma de decisiones, cuando una persona en efecto sale perdiendo, la experiencia le resulta mucho menos dolorosa de lo que temía.

La meditación persistente sugiere siempre argumentos contra las decisiones; la profunda reflexión acaba a menudo en inercia. Auguste Rodin

comparar

A la hora de decidir evita las comparaciones, cuando vemos artículos con etiqueta de “rebajado” en un comercio: utilizamos el precio original como punto de comparación para juzgar el rebajado, que entonces nos parece una ganga, aunque en términos absolutos no lo sea, tomar decisiones en base a la experiencia de otras personas o a datos y estadísticas irrelevantes, no nos garantizará el éxito de la consecuencia, lo mejor es partir de cero y evitar las comparaciones al momento de tomar una decisión.

Debes considerar tus emociones a la hora de tomar una decisión, el cerebro guarda recuerdos emotivos de las decisiones pasadas y los usa para tomar las presentes, no obstante, decidir bajo el efecto de una emoción puede afectar el resultado, como se demostró en un estudio, de la Universidad de Mississippi y de la Universidad de Pittsburgh, donde observaron que los consumidores enojados tendían a aceptar lo primero que se les ofrecía en vez de considerar otras opciones, aparentemente, el enojo nos vuelve impulsivos, egoístas y afectos a correr riesgos. Como los sentimientos afectan nuestro juicio y nuestra motivación, es mejor no tomar decisiones importantes mientras se está bajo la influencia de alguno.

emociones

Podemos tomar a la fantasía como compañera, pero debemos seguir como guía a la razón. Ben Jhonson

 

Y por último, lleva a lo mínimo tu gama de opciones, lo común es pensar que tener muchas opciones es lo mejor, pero considere que se deriva más placer de un chocolate elegido entre cinco que entre 30, según la psicóloga Sheena Iyengar, de la Universidad Columbia, en Nueva York, quien estudia la paradoja de las opciones: aunque nos parezca mejor tener muchas, es preferible que sean pocas, tener demasiadas opciones puede llevarnos a una situación de confusión y además nos impide estudiar la estrategia de cada una de ellas.

 

Sea cual sea la circunstancia en la que te encuentres, toma en consideración estos aspectos a la hora de tomar una decisión y te darás cuenta que te facilitarán esta acción y podrás sobrellevar las consecuencias, de una manera más efectiva.

 

También te invitamos a visitar:

El mejor camino será siempre aquel que te haga feliz

 La intuición es el alma que nos habla

Por tu salud, aprende a controlar tus emociones

Educando las Emociones