5 Claves para dominar al ego

Aunque el ego puede ser usado en diferentes contextos y se le puede dar diversas connotaciones, hablaremos en este caso del ego, como aquella parte de nuestra mente que tiene la particular facilidad de hacernos ver el lado oscuro de la vida y de todo lo que ella envuelve.

El dominio del ego es crucial cuando deseamos vivir en un estado de bienestar, pero llegar a hacerlo requiere de mucha práctica y constancia, porque cuando se le deja una ventana abierta al ego, por allí entrará a revolucionarlo todo y normalmente a pintarlo todo de gris.

Hay elementos clave que se toman como predilectos para trascender al ego y aquí te los traemos para que los tengas a tu disposición y hagas uso de ellos.

  1. Jamás te sientas ofendido.
  2. Libérate de la necesidad de ganar.
  3. Deshazte del orgullo
  4. Todos somos iguales.
  5. Libérate de la necesidad de tener más

Hablemos un poco de cada uno de ellos, para ampliar un poco la visión que podamos tener acerca de ellos y su aplicación en nuestras vidas se haga sencilla.

  1. Jamás te sientas ofendido

Dominar al ego 3

¿Para qué o por qué tomarse las cosas personales? Cuando cada quien está en un proceso personal y actúa de acuerdo a lo que le parece pueda corresponder en cada situación. Si no tomamos lo que nos dan, simplemente no llega a pertenecernos.

  1. Libérate de la necesidad de ganar

No estás en una competencia, tu reto diario y tu único centro de comparación, debes ser tú mismo. La verdadera victoria es entender el juego antes de que acabe e invertir nuestro tiempo y nuestras energías sabiamente.

  1. Deshazte del orgullo

¿Cuánto no llegamos a perder por orgullo? No siempre hay que tener razón, a veces las relaciones son más valiosas que cualquier otra cosa. Fijar una posición fundamentándonos en el orgullo, siempre será doloroso. Acepta lo que ocurrió, encuentra algo positivo en aquello que te marcó y perdona, desde tu corazón, reconcíliate con la paz y con lo provechoso para ti.

  1. Todos somos iguales

Dominar al ego 2

No somos más, ni menos que nadie. No importa lo que tengamos, cada quien tiene un racimo de cualidades y atributos maravillosos, que nos hacen sentirnos únicos, pero nuestra esencia es la misma. La energía que nos puso aquí, es igual para todos y ninguna persona debe sentirse superior o inferior con respecto a otro ser humano.

  1. Libérate de la necesidad de tener más

Tener más es una vieja trampa. Asociamos tener con poder, con libertad, con respeto, hasta con amor… Pero si estamos hablando de cosas materiales, incluso de objetivos logrados, debemos colocar en balanza lo que invertimos, lo que recibimos e incluso lo que sacrificamos. Aprendamos a distribuir nuestros recursos de forma tal que no represente un drenaje de energía o una inversión de tiempo extrema, lo que nos hará agregarle algo más a la lista. Si vamos a procurar tener más, que sea de las cosas intangibles, de las que se guardan en el corazón.

Domina tu ego y verás cómo comienza tu vida a cambiar para bien… Dale rienda suelta al ego y verás lo difícil que resulta salir del sufrimiento. Lo podemos tener todo, pero si el ego nos domina, siempre nos parecerá poco.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet