10 cosas que odiamos de la Navidad

¿Te gusta la Navidad? Para muchos es una fecha especial, mientras que para otros es una de las fechas más odiosas. Quizás es porque estamos obligados a ciertas cosas de las que no somos conscientes.

¿Te das cuenta de que en la Navidad nos «obligan» en cierto modo a estar felices? ¿Y si no estás pasando por tu mejor momento? La Navidad y el nuevo año que se avecinan se presentan como llenos de oportunidades y sueños, pero realmente es un día como otro cualquiera.

Bueno, un día en el que te reúnes con esa familia con la que no tienes contacto durante todo el año. Una situación para muchos incómoda, ya que parece algo cínico. Puede suceder en otro día cualquiera, ¿por qué en Navidad?

4212769490_8acb7b8a5f_z

Que la Navidad te recuerde que no es solo este día en el que debes acordarte de los demás, pues el año tiene muchos más días que pueden ser tomados como Navidad

Razones por las que no nos gusta la Navidad

Aunque no lo queramos reconocer, son muchas las situaciones a las que nos vemos obligados en Navidad y con las que muchos no se sienten cómodos.

Hoy descubriremos algunas de muchas que probablemente conozcas, pero muchas otras seguramente nunca habrías pensado en ellas.

  1. Los regalos: cuando damos un regalo a alguien lo damos sin querer recibir nada a cambio. Todo lo contrario a la Navidad, que es un intercambio de regalos. Aunque siempre hay excepciones, lo normal es que si dar un regalo también lo recibas. En ocasiones, son regalos inútiles que se dan por compromiso.
  2. La obligación de ser feliz: las luces, los colores… parece que hay una obligación de ser feliz que a muchos les resulta insoportable. El recuerdo de los que ya no están, de todas aquellas personas a las que no podemos ver en Navidad. ¿Es todo lo feliz que se espera que sea?
    XohTybc
  3. Los villancicos navideños: villancicos que se instalan en nuestra cabeza y nos vuelven locos. Ya no les encontramos sentido y los tarareamos sin encontrarles significado alguno. A mucho estos villancicos les traen de cabeza, ¿te pasa lo mismo a ti?
  4. Los rituales: esos que se instalan entre la familia y los amigos, que te resultan repetitivos y que ya claman ¡un cambio! Pero si lo haces los demás se ponen en tu contra, ¿no estás harto de todo esto?
  5. Las decoraciones navideñas: es verdad que alegran la vista y dan un toque alegre a nuestras casas, pero la tristeza que se puede esconder ante la aparente alegría y el afán de comercializar no hacen más que pensar que es excesiva en ocasiones.
  6. Los conflictos religiosos: las procesiones, asistir a la Iglesia cuando durante todo el año no la hemos pisado… Todo esto provoca un rechazo en nosotros que hace que odiemos estas fechas navideñas. Es todo mera apariencia y debería cambiarse, pero seguimos apegados a esos rituales que no sabemos bien para qué sirven.
  7. Fingir que todo está bien: durante estas fechas no hay cabida para estar mal y, por lo tanto, se magnifica aún más ese fingimiento de que todo está bien cuando realmente no es así. Muchos comparan la Navidad con la hipocresía.
  8. Estamos obligados a estar acompañados: pasar la Navidad en soledad no está bien visto, es más, nos hace sentir unos desgraciados. Solo hay que ver la cantidad de publicidad que se lanza por la televisión para ver esto. Si realmente estás mejor solo que mal acompañado, ¡no hagas caso! La Navidad obliga a cosas con las que no nos sentimos cómodos.
    Sad-time-umbrella-in-the-park-on-a-rainy-day_5120x3200
  9. Las felicitaciones: esas postales de Navidad y esas felicitaciones por compromiso que te asfixian y que te resultan de lo más absurdas. Personas con las que no has hablado durante todo este año y que ahora dan muestra de que están vivas.
  10. Los excesos: la cantidad de comida y de iluminación es algo que en ocasiones ¡es excesivo! Derrochamos en comida, derrochamos en regalos, con el único fin de vivir la Navidad por todo lo alto. No es necesario. Piensa en todos aquellos que no están pasando las Navidades como tú, que en esta época hay muchos.

Las Navidades son una de las épocas más tristes del año que se ven empañadas por una falsa felicidad

¿Has aprovechado la Navidad tal  como has querido o tal y como el mundo ha querido que lo hicieras? Mira dentro de ti, reflexiona y sé consciente de las personas que verdaderamente te importan. Haz que la Navidad tenga un sentido, tu sentido… ¿Crees que lo has conseguido?

 

Te invitamos a leer:

Mis deseos de Navidad también podrían ser los tuyos

15680477988_a2ed34d648_bNavidad es una buena oportunidad para elevar nuestros deseos al Universo, a Dios, a la Energía Creadora, al Niño Jesús. Ver más

 

 

 

x