El amor debe ir más allá de los temores, la costumbre y sobre todo el interés

Toda pareja debe tener su fundamento en el amor, es lo ideal que las personas se mantengan unidas por amor, por respeto y por admiración, sin embargo, la experiencia enseña que muchas cosas en el mundo, lastimosamente han sido desvirtuadas, entre ellas, las razones que motivan a una persona a permanecer junto a otra.

Si hacemos el bien por interés, seremos astutos, pero nunca buenos. Marco Tulio Cicerón

 

La admiración y el respeto, forman parte del enamoramiento, siempre que se ama a alguien se necesita cuidarlo y ayudarle a llevar una vida más alegre, cómoda y feliz y de esta manera juntan sus vidas y sus proyectos y se aventuran a un camino repleto de vivencias.

 

Sin embargo, las historias no siempre tienen este panorama, cuando un miembro de la pareja se ha unido con escaso enamoramiento hacia el otro y sí han tenido mayor peso otros intereses, como la posición económica, sus ingresos, o bienes, la estructura de pareja que se desarrolla, es muy diferente y tristemente infeliz, pues por más que se niegue, el desamor no se puede ocultar y genera terrible frustración y resentimiento.

Sólo los buenos sentimientos pueden unirnos, el interés jamás ha forjado uniones duraderas. Auguste Comte

 

Esto puede suceder en ambos casos, tanto en hombres que se unieron a mujeres por su economía, y después de ser tratados con cariño, aprovechan cualquier situación para lanzarse a culpabilizar a la pareja y para explotarla económicamente todavía más, como en mujeres, que se unen a parejas por adquirir cierta seguridad económica. En ambos casos los resultados serán desalentadores, pues la satisfacción del dinero pasará y llegará el vacío.

mujer-escapando-de-personas-toxicas

Una vez que la explotación se ha instaurado en la relación, y la pareja se opone a continuar dando dinero, surge una manipulación emocional, acoso psicológico, e incluso puede que todo ello derive en agresividad física.

Amigo por su interés, amigo tuyo no es. Anónimo

 

La triste realidad es que la víctima, tanto si es mujer como hombre, tiene que decidir el fin. Llegados a la violencia psicológica y física, no hay futuro de calidad. O bien la persona es sometida y explotada, y continúa con su opresor, obedeciéndole, o se opone y se enfrenta a la situación, irritando la cólera del dominante.

mujer

El resultado, una terrible relación que pretendió prosperar basándose en el interés, el caso es que existen muchos factores que pueden afectar una relación, incluso destruirla, pero la unión a otra persona por interés, es la crónica de una relación fracasada.

Por: Marvi Martínez Rincón del Tibet

 

También te invitamos a visitar:

¿Sabías el poder que tiene Internet en las relaciones de pareja?

Las tormentas en las relaciones son las mejores oportunidades para reinventarse como pareja

Relaciones tormentosas: cuando el amor se convierte en obsesión

Somos la generación que no quiere relaciones