RINCÓN del TIBET

conocer

Se ven las caras, no los corazones

Se ven las caras, no los corazones Las personas suelan acercarse naturalmente, la interacción entre los seres humanos es más una necesidad que cualquier otra cosa, de esta manera establecemos relaciones, formamos parejas, familia, vida social y nos consolidamos en muchos aspectos de nuestras vidas, bien sea profesional, cultural, social, familiar o de cualquier índole, …

Se ven las caras, no los corazones Leer más »

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda