RINCÓN del TIBET

Tener una pareja por evadir la soledad carece de sentido

Las relaciones humanas y la necesidad de tener un compañero de vida, nos lleva por muchos caminos, vivimos y probamos diferentes situaciones y diferentes relaciones y en algunos casos, aunque no nos encontremos plenamente satisfechas o convencidas de la persona con la que estamos, por temor a estar solas decidimos mantenernos a su lado.

Viejas creencias de estar solas…

Anteriormente se pensaba que toda mujer debía tener un compañero, debía tener hijos y formar familia, hoy día las cosas se han tornado un tanto distintas, las mujeres nos hemos enfocado en nuestras carreras profesionales y estamos ejerciendo muchos roles, incluso que por lo general antes desarrollaban los hombres.

Más allá de que hoy en día está más que demostrado, que una mujer no requiere de un hombre para subsistir, sí está claro que como seres humanos, todos tenemos el derecho de no privarnos de la maravillosa esencia de vivir en pareja, de tener un compañero, una persona que está a nuestro lado.

Mas vale solas…

Independientemente de cuál sea nuestra preferencia en la vida, si deseamos tener una pareja o sí debemos tomarnos el tiempo para sencillamente estar solas, siempre es bueno entender que no se puede tener una pareja simplemente por tenerla, debemos sentirnos complacidas, amadas, serenas y sobre todo con la disposición de cultivar esa relación.

Cuando se permanece junto a alguien por el simple hecho de no estar solas, terminamos llenas de angustia, de resentimientos y de amargura, pues no nos encontramos viviendo una relación placentera, así que sencillamente nos dejamos llevar por la inercia y por la costumbre y esto obviamente, no es sano en ninguna relación.

Bien sea que estás junto a una persona con la cual no te sientes plenamente complacida, o que sencillamente estás sola, tomándote el tiempo necesario para iniciar nuevamente, disfruta el momento que vives, ten la determinación de decidir si nutres la relación en la que te encuentras, o si sencillamente le dejas seguir su camino, todos tenemos el firme derecho de amar y ser amados, pero en plenitud y correspondencia, no por obligación ni mucho menos por temor a estar solas.

Además debemos entender que hablamos de la vida de alguien más, que mantenernos atadas a alguien por temor a la soledad, en lugar de pretender entregarnos con intensidad, sólo nos restará tiempo y a nuestro compañero también, no te prives de la oportunidad de vivir tu soledad y un verdadero amor sin obligaciones, temores ni ataduras…

 

Te invitamos a leer:

Cómo superar la soledad

Prefiero una soledad digna, que una relación incompleta

La mejor versión de mí se forma en soledad

Aprende a interpretar tu soledad y el silencio, porque también te aconsejan.

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda