Solo se ve bien con el corazón, pues lo esencial es invisible a los ojos —Vete a ver las rosas; comprenderás que la tuya es única en el mundo. Volverás a decirme adiós y yo te regalaré un secreto. El

Ver Mas