Perdón por no quererte…

Perdón por no quererte…

Perdón por no quererte… ¿Por qué no te pude querer? Me pregunto a mí misma, no, no me pregunto, me reprocho a mí misma mientras le doy otro trago a mi té, he pensado tanto en ti, que ya son incontables las veces; he tenido tantas ganas de llamarte, de decirte que sólo...