RINCÓN del TIBET

Sonidos para meditar

Sonidos para meditar

Hemos hablado de la meditación como la vía para calmar y observar nuestra mente, proceso mediante el cual obtenemos un incontable número de beneficios.

Existen muchas técnicas para llegar al estado meditativo, algunas más dinámicas y otras que se manejan mejor a través de mayor quietud, principalmente en estas últimas, podemos utilizar ciertos recursos para alcanzar la concentración de nuestra mente.

Mantras:

Un mantra es una frase, palabra o sílaba sagrada que dentro del budismo y el hinduismo tienen un poder espiritual y psicológico. La repetición verbal o mental de los mantras ayuda a lograr la concentración y el enfoque durante la meditación.

Cánticos y canciones religiosas:

Colocar de fondo durante la meditación cánticos o canciones religiosas nacientes de la devoción y la fe, puede llegar a suministrar una sensación de gozo y tranquilidad que facilita el estado de meditación.

Cuencos:

El uso de cuencos es muy frecuente en la meditación, principalmente en los budistas e hinduistas, el cuenco por su forma y material, al ser rozado o golpeado produce una gama de sonidos a través de la vibración que pueden producir estados mentales de bienestar, relajación y favorecen a la meditación.

Sonidos de la naturaleza:

Los sonidos de la naturaleza son muy útiles al intentar meditar, estos podrían ser grabaciones de sonidos selváticos sutiles, sonidos del mar, cantos de aves. En caso de que sean sonidos escuchados directamente de la naturaleza, su utilidad dependerá de la técnica de meditación empleada, ya que cuando estamos al aire libre, podemos distraernos con facilidad con algunos elementos.

Sonidos binaurales:

Estos sonidos son producto de estudios del comportamiento del cerebro ante ciertos estímulos, proponen dos ondas sonoras ligeramente diferentes, que se captan a través de auriculares por el oído izquierdo y derecho, generándose una tercera onda a una determinada frecuencia que podría colaborar con el estado meditativo, la relajación y la concentración.

Meditaciones guiadas:

Hay muchas meditaciones de alta calidad que nos pueden llevar a un estado de meditación o al menos de mucha paz mental. En caso de optar por esta opción, se puede procurar que sean de organizaciones o personas reconocidas, para cuidar nuestra mente de los mensajes que le suministramos de forma consciente o subconsciente a través de mensajes subliminales.

No importa qué técnica de meditación se escoja, lo ideal es que se practique alguna, cualquiera que nos haga sentir mejor, que nos ayude a equilibrar nuestro ser y nos ayude a encontrarnos  a nosotros mismos.

 

Si eres de los que disfruta cualquier estímulo auditivo, los recursos previamente planteados pueden ser de utilidad al transitar el hermoso camino de la meditación.

Namasté.

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda