¡Solo imagina que te arriesgas y todo sale bien!

Solemos imaginarnos el futuro con la vocecita del miedo inyectándonos dudas, colocándonos en los peores escenarios posibles: y si me sale mal, y si no puedo, y si pierdo lo que tengo, y si… ¿y si más bien pensamos que todo nos va a salir como en realidad queremos? ¿Si nos metemos en la cabeza que la vida está dispuesta a darnos absolutamente todo lo que queramos? ¿que lo único que tenemos que hacer es confiar y soltarnos?

De seguro ésta sería la mejor actitud que podríamos tener ante la vida, de hecho escribo estas líneas y no puedo quitarme la sonrisa del rostro, porque sé que funciona así, aunque muchas veces no lo aplique, aunque a veces lo olvide… Porque señores, una cosa es saberse la teoría, inclusive coserle a los demás alas y verlos volar y otra cosa es la práctica.

Pero cuando sabes cómo funciona el universo, cuando lo has vivido, cuando lo has visto actuar frente a ti, no podemos darle espacio a la duda, no podemos permitirle al miedo que nos amarre y nos paralice. La vida está allí pasando, mientras nosotros nos decidimos si vivirla o no, si nos arriesgamos o no, si confiamos o no.

1081478994

Entonces, ¿cuáles son las opciones?

¿Vivimos arriesgando poco o nada, por miedo al cambio, a que no resulte como nos gustaría, al qué dirán, a perder algo o a alguien o vamos por todo?

Creo que saben cuál va a ser la respuesta:

¡Vamos por todo!

Que no se te escape el tiempo, hoy es el día en el cual estarás más joven del resto de tu vida… Ya esto resulta inspirador… Las condiciones nunca estarán dadas en su totalidad, siempre podremos encontrar un factor amenazante, un punto o muchos en contra, pero cuando nos decidimos a avanzar por lo que queremos, es como si flotáramos sobre todo aquello que considerábamos obstáculos.

FOTO-1-e1468767170148

La vida te está preguntando: -¿En dónde quieres estar? y te está diciendo: – Yo te voy a llevar, no tienes que preocuparte por los cómo, solo tienes que confiar, en todo momento, que yo te llevaré…

Así que solo responde, en dónde quieres estar y déjate llevar… Vas a tener que arriesgar algo, por lo general es así, pero si confías, la ganancia está prácticamente garantizada. Siente lo que quieres que ocurra en tu vida, mientras estás en el momento presente y más pronto de lo que crees, estarás viviendo aquello a lo que le diste espacio en tu mente, aquello que te permitiste. Creas tu vida lo entiendas o no, así que créala deliberadamente como te gustaría.

Arriésgate… Piensa que todo saldrá como quieres que ocurra.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet