RINCÓN del TIBET

Si vives sin esperar nada de nadie, no te decepcionarán las fallas

Si vives sin esperar nada de nadie, no te decepcionarán las fallas

Muchas veces ponemos nuestras ilusiones y nuestras más maravillosas ideas en alguien más, de alguna manera cargamos a esas personas de una gran responsabilidad, pues se convierten en seres especiales, los admiramos, los seguimos y por todas sus virtudes los creemos incapaces de tener defectos, al menos no de manera consciente para nosotros.

Eso es lo peor, cuando dicen que los decepciono, como si no tuviera derecho a meter la pata de vez en cuando. Elizabeth Eulberg

 

Admirar a alguien más es una acción natural en el ser humano, siempre resulta grato ver en otras personas aquello que sabemos apreciar, que nos motiva, que nos incita a ser mejores y que en muchos casos quisiéramos ver en nosotros, sin embargo, esto no los hace infalibles, siguen siendo seres humanos y aunque para nosotros rebosen de virtudes, no quiere decir que carezcan de defectos, también tienen derecho de cometer fallas, de equivocarse y de ser frágiles.

Al parecer nos duelen más las decepciones que sufrimos cuando admiramos a alguien que amamos, de alguna manera solemos castigarlos con mayor dureza, el amor tiende a hacernos más dramáticos y nos volvemos verdugos cuando a ese ser a quien admiramos comete un error, esto puede ser un tanto injusto.

Hay decepciones que honran a quien las inspira. Carlos Ruiz Zafón

 

Que amemos a alguien profundamente, que nos despierte admiración y deseos de seguirlo, no significa que no pueda resquebrajarse, no es sano idealizar personas, seguir ideologías o esperar siempre más de lo que se puede dar, si bien existen personas que se esfuerzan constantemente por ser exitosos, o en casos más cercanos por convertirse en verdaderos ejemplos, siempre tendrán un lado frágil, débil y vulnerable, esto no debe ser motivo de decepción, también tienen derecho al perdón, a enmendar sus fallas y a no ser juzgados.

La ley es una para todos y parte esencialmente del amor, no es justo que algunas personas no tengan las mismas oportunidades que otras, simplemente porque se les pensó perfectos, incapaces de fracasar, de defraudarnos, de ser lo que no nos parece, cada quien tiene en su vida momentos, y debemos aprender a respetarlos y a ser compasivos con los demás.

Si nunca esperas nada de nadie, nunca te decepcionarás. Silvia Plath

 

No esperes constantemente encontrar la perfección en quienes te rodean, lo sublime resulta ser verdaderamente difícil, por lo tanto si encuentras fallas  en los que tú admiras, no te decepciones, bríndales más amor, más apoyo, para que puedan reparar las oportunidades pérdidas.

No es de sabios despreciar a quienes se equivocan, por el contrario, procura levantarlos si tienes la oportunidad, siempre motivando con esas cualidades que te hacen sentir orgullo de el, para que el mismo pueda levantarse ante su error.

Sé siempre sabio y amoroso, nunca sabremos cuando a quien más admiramos requerirá nuestro apoyo, no nuestro juicio.

 

También te invitamos a visitar:

Los más fuertes son los que secretamente necesitan más amor

Y sí… Ellos también sufren

Los padres estamos para ayudar a nuestros hijos

Hoy agradezco a todas las personas que trajeron luz a mi vida

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda