Si algo es para ti, no necesitas perseguirlo

Para cada uno de nosotros resultaría de utilidad convencerse de que lo que es para nosotros, es, inclusive a pesar de lo que hagamos en contra. No es necesario que vayamos por la vida persiguiendo cosas, personas… inclusive metas.

El concepto de perseguir implica que vamos siempre detrás, no necesariamente que alcanzamos algo, y esa sensación de que no importa el esfuerzo que hagamos, eso que queremos siempre va un paso más adelante nos hace sentir frustrados y hasta incapaces de materializar lo que deseamos.

En la vida lo que tiene que ser será, así que podemos dejar de lado la ansiedad, debemos más bien relajarnos y disfrutar. En lo absoluto considero que nuestra historia está escrita, pero sí considero que nuestra energía se concentra para materializar aquello que necesitamos en la vida, y normalmente aquí no están incluidas las cosas banales que solemos meter en el paquete de necesidades, sino experiencias y relaciones que tiene como propósito fundamental ayudarnos en nuestro proceso evolutivo.

mujer-bajo-el-agua

A través de algunas experiencias nos conoceremos más, aprenderemos a amar, a dejarnos amar, a perdonar, a liberar, a aceptar, a ser felices, independientemente de las circunstancias, a callar, a manifestarnos… Cada vivencia nos deja un aprendizaje, si no lo tomamos, se nos presentará otra oportunidad de hacerlo.

Por eso es que no debemos preocuparnos porque en nuestra vida nunca tendremos nada que no necesitemos, todo llegará por algo y quizás no sea lo que quisimos en un principio o lo que nos planteamos, pero luego nos daremos cuenta de la importancia de eventos que incluso podemos haber visto como totalmente intrascendentes.

No gastemos energías persiguiendo nada, enfoquémonos en lo que queremos y dirijamos nuestra atención en esa dirección. Si es para nosotros, lo será. Sácate de la cabeza que las cosas requieren de esfuerzos sobrehumanos y sacrificios de vida para alcanzarse, la vida es más sencilla, más amable, más ligera.

10ef3a5811ec63842d772c11f7e9c87d

Cuando estamos relajados esa parte de nosotros que lleva consigo una sabiduría inexplicable, se encarga de llevarnos por caminos maravillosos, donde lo mejor que nosotros hayamos pensado o querido para nosotros puede verse insignificante en comparación a lo que naturalmente se nos da.

Solo basta tener la mejor actitud, amor a cada situación y confianza de que estamos por el mejor camino, sin necesidad de perseguir, de sacrificar, de postergar la vida… Solo dando cada día los pasos que podamos para llegar a donde queremos, dispuestos a cambiar el rumbo y a escucharnos las veces que sea necesario, que lo que tiene que llegar a nuestra vida, lo persigamos o no, llegará.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet