RINCÓN del TIBET

¿Por qué algunas mujeres no quieren ser madres actualmente?

no quieren

Ser madre es una decisión muy personal, que solo quienes están muy claras en lo que quieren y no quieren en su vida, pueden decidir y planificarse a futuro.

Ninguna mujer, por más experiencias cercanas a las de la maternidad puede saber a ciencia cierta si para ella el hecho de convertirse en madre, cambiará su vida hacia algo con lo que se sienta mejor, hasta que no lo viva en carne propia.

Inclusive el ser madre de dos personas diferentes puede resultar en experiencias tan diferentes, en el que se manifiesten retos y momentos únicos, donde lo que desarrolla la mujer es totalmente diferente en cada caso.

El punto es que no tenemos la posibilidad de aceptar o negarnos a la experiencia de ser madres con toda la información a nuestro alcance. No tenemos una especie de try and buy, sino quienes nos lanzamos a la aventura, descubrimos en plena experiencia si era o no lo que deseábamos. Es raro escuchar manifestaciones abiertas de disconformidad, aunque algunas mujeres, quizás un tanto más honestas, reconocen que aun amando a sus hijos, hubiesen preferido su vida sin ellos.

Mientras que la mujer que decidió no ser madre, nunca podrá saber si su vida hubiese dado un vuelco encantador… Pero como manifestamos, no hay manera de experimentar y decir: ah sí, sí era como me lo imaginaba; qué bien me siento con este bebé a mi cargo, me lo quedo; esto para nada es lo que quiero, muchas gracias, acá está de vuelta; esperaré un par de años más y luego vuelvo por él o por algún otro.

Razones por las que algunas mujeres no quieren ser madres

  • Aman demasiado su libertad y no desean que nada, ni nadie le ponga pesos a sus alas.
  • Quieren darle mayor peso a su vida profesional y un bebé no cabe está dentro de sus prioridades.
  • Miran a las madres alrededor como personas presas de su rol.
  • No quieren someter su cuerpo al reto del embarazo.
  • Les da miedo no ser buenas madres para sus hijos.
  • Tuvieron una infancia traumática y no quieren exponer a un hijo a esa posibilidad.
  • Son huérfanas desde tempranas edades y temen que su hijo pueda vivir lo que ella vivió.
  • No se sienten económicamente estables para hacerse cargo de un niño.
  • Están vinculadas sanguíneamente a su pareja.
  • No han encontrado a la persona con la cual quisieran compartir el proyecto de ser padres.
  • Quieren viajar alrededor del mundo sin ataduras, ni mayores responsabilidades.
  • No les agradan los niños.
  • Tienen propensión a transmitirle a su hijo alguna enfermedad y quieren evitar el riesgo.
  • Están en una relación conflictiva y no quieren darle ese ambiente a su hijo.
  • Han tenido pérdidas involuntarias anteriores y han descartado la idea de la maternidad.

En fin, como podemos ver, estos son solo algunos de los motivos por los cuales las mujeres deciden no traer hijos al mundo, cada uno de ellos respetable, incluso cuando para otros no tenga validez o sean netamente asociados a una circunstancia particular. Cada quien decide qué hacer con su vida, con su cuerpo y con su afecto. Esto solo debe ser consensuado con la pareja, quien evidentemente será uno de los involucrados con la decisión.

Ciertamente la decisión de no tener hijos, debería tomarse previo a un embarazo y no ser la causa de la interrupción de un proceso de gestación.

Respetemos y permitamos a cada quien ser lo que quieran, sin juicios, ni presiones sociales o morales… Las mujeres somos mucho más que madres, aun cuando éste sea uno de los roles más hermosos que podamos experimentar.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda