Personalidades difíciles: aprende a identificarlas

Hay personas con las que nos cuesta tener “feeling”, personas que nos amargan, que nos complican la vida, que nos hacen todo mucho más difícil. Estas personas quizás tengan una personalidad difícil, pero ¿cómo podemos saberlo?

Las personalidades difíciles esconden ciertos rasgos que quizás identifiques en varias personas de tu entorno. Curiosamente, te encontrarás con más personalidades difíciles de las que creías podría haber.

Las personalidades difíciles son las más difíciles de tratar, pero las más sencillas de identificar

Nicoletta Ceccoli-カイ-14

Es más, quizás te encuentres en la tesitura de identificar en tu propia persona algunos comportamientos de estas personalidades difíciles. Si es así, no te preocupes. Esto es bueno y no hay que negarlo. Identificar comportamientos negativos es un primer paso hacia el cambio.

Personalidades difíciles

¿Ante cuántas personalidades difíciles podemos encontrarnos? En principio vamos a establecer unos 6 tipos de personalidades que hoy empezarás a conocer.

Si tienes alguna idea sobre algún tipo de personalidad más, no dudes en compartirlo con nosotros. Todo es bueno para identificar a estos tipos de personalidades. ¿Empezamos ya?

ArtScans CMYK

  1. La personalidad hostil: se identifica con las personas ariscas que suelen reaccionar negativamente ante las críticas y las ofensas. Siempre se encuentran a la defensiva y no son, para nada, amistosas.
  2. La personalidad quejica: es aquella que se queja absolutamente por todo, algo que hace que rodee a los demás con su negatividad. Parece que el mundo está en su contra, que nada le va bien. Nunca ve lo positivo, tan solo lo negativo.
  3. La personalidad “siempre de acuerdo”: es muy molesta, pues nunca te llevará la contraria, todo le parecerá bien… Parece que no tienen personalidad y, menos aún, iniciativa.
  4. La personalidad que lo sabe todo: es la clara imagen del “sabelotodo” que humilla a los demás con sus sabias palabras. En realidad, no es tan listo como parecen, tan solo pretende serlo y quedar por encima de los demás. Tiene una baja autoestima.
  5. La personalidad pesimista: es aquella que todo lo ve negro, no hay matices en su vida, todo es de color oscuro. Esta personalidad es terriblemente destructiva, pues arrasa con ella misma y con los que están a su alrededor.
  6. La personalidad indecisa: una personalidad que no sabe nunca qué camino escoger, siempre se encuentra en continua duda, algo que le provoca una gran ansiedad. ¿Algo positivo? Son personas muy reflexivas, aunque ello vaya en su contra muchas veces.

La personalidad es el mejor accesorio que puedes llevar

-Roberto Covalli-

¿Cómo puedo reaccionar ante este sinfín de personalidades? Si te encuentras con alguna de ellas tienes 2 opciones: enfrentarte a ellas o alejarte, aunque la primera opción con según qué personalidades no es muy recomendable.

illustration-nicoletta-ceccoli-beaute-cauchem-l-0cqode

Desde luego, las personalidades menos optimistas demandan una escapatoria urgente. Piensa que es muy difícil cambiar a alguien, por no decir imposible. Cada uno tiene su propia personalidad.

Por esta misma regla, probablemente no te quede otra opción que la indiferencia, ignorar o simplemente alejarte. Nunca podrás cambiar a alguien pesimista, ni a un sabelotodo. A menos que ellos se den cuenta de cómo son por voluntad propia y deseen cambiar, no habrá nada que hacer al respecto.

Si alguna vez te has encontrado con alguna de estas personalidades ¿cómo has actuado? El mundo está lleno de personalidades distintas y si alguna vez te has preguntado por qué no lograbas llevarte bien con esa persona, quizás hoy hayas encontrado la respuesta.

Nunca podrás gustarle a todo el mundo, todos somos diferentes, todos vemos la realidad de forma diferente

Algo importante que siempre debes tener en cuenta es que nunca debes permitir que una de estar personalidades te lleve por delante, es decir, que una personalidad hostil te haga a ti ser hostil también.

¿Por qué recalcamos esto? Porque muchas de estas personalidades se pueden denominar “tóxicas” y ¿qué sucede cuándo te acercas a una manzana podrida? Ya sabes la respuesta… así que aléjate y busca a las manzanas sanas, a menos que estar personalidades cambien… a mejor.

Si te ha gustado este artículo, no te pierdas tampoco “Relaciones tóxicas que deberíamos evitar“.