RINCÓN del TIBET

Es necesario saber aterrizar, para aprender a volar

aterrizar

Para aprender a volar, es necesario saber aterrizar

Para todo en la vida hay un momento y un espacio definido, no siempre cuando lo esperamos o lo requerimos, pero la vida demuestra que tiene sus bemoles y que tarde o temprano las cosas llegan, para bien o para mal, cada acción, cada obra y cada decisión, tendrá inevitablemente una consecuencia.

Nuestras ilusiones no tienen límites; probamos mil veces la amargura del cáliz y, sin embargo, volvemos a arrimar nuestros labios a su borde. René de Chateaubriand

 

Muchos consideran que la felicidad parte de volar muy alto, de tener sueños, ilusiones e inspiraciones que motiven y renueven constantemente nuestra vida, pero también es cierto, que debemos ajustarnos a una realidad, a nuestra realidad y atenderla, en presente, al instante, con el fiel objetivo de que las oportunidades sean bien aprovechadas, de manera que en la vida existe hasta un momento justo para aterrizar.

Nos rodeamos de personas, incluso de parejas, que suelen tener percepciones bastante optimistas, o pesimistas, no importa a que extremo se apeguen, el caso es que viven de sueños o de imposibles, y esto puede hacerse una costumbre. Aunque resulta bastante agradable rodearse de personas que están intensamente llenas de ilusiones, resulta que esto en sí mismos no conlleva una realización, es decir, para consolidar los sueños es necesario accionar.

-La ilusión no se come -dijo ella.
-No se come, pero alimenta -replicó el coronel. Gabriel García Márquez

 

Podemos vivir de cuentos, historias, experiencias ajenas, deseos e ilusiones, sin embargo, no podemos esperar nutrirnos de estas alucinaciones de por vida, todos tenemos sueños y esperanzas de vivir lo que tanto anhelamos, pero esto no quiere decir que nos dedicaremos a vivir en un estado de sueños permanente, por el contrario, atendiendo la realidad del ahora es la única manera posible de forjar los caminos y abastecernos de las herramientas para aterrizar determinados sueños.

Es bien sabido, que todos tenemos sueños que de alguna manera suelen ser inalcanzables, siempre serán parte de eso, de un sueño, alguna profesión, ocupación u oficio, quizás otro estilo de vida o cualquier alocada idea, son sueños que forman parte de nuestra parte no cumplida o de aquello en lo que nunca nos convertimos, estas ilusiones nos acompañan a lo largo de nuestra vida y probablemente nunca se cumplan, pero existen personas que aún estando enterados de que hay cosas que por razones de fuerza mayor jamás serán posibles, traen a su vida una y otra vez la misma intención, aún sabiendo que nunca dará el resultado esperado.

La ilusión de volar vale cuando la realidad la toma de la mano y la ayuda aterrizar. Anónimo

 

En la vida es menester saber el momento en que requerimos aterrizar, ser realistas, evaluar las situaciones y ser capaces de tomar decisiones concretas, acertadas o no, decisiones que tengan desenlaces, que consoliden objetivos o que nos desvíen a otros rumbos, darnos cuenta de que hermoso es vivir de sueños, pero sensato es tener la capacidad de realizarlos o desistir.

Lo mismos ocurre con las personas que forman parte de nuestras vidas, por ejemplo podemos tener parejas maravillosamente soñadoras, incluso sumarnos a estos espacios de relajación y hasta nutrirnos de ciertas locuras, sin embargo, para labrar caminos concretos, debemos aterrizar, ser capaces de diferenciar el sueño de la realidad y saber cuando detenernos, porque sino simplemente, terminaremos perdiendo el momento que nos acompaña y es así como las oportunidades simplemente pasan desapercibidas en nuestra vida.

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda