No te preguntes por qué me pierdes, el amor no se roba, el amor se conquista…

Amar es una de las maravillosas virtudes que da la vida, no sabemos a ciencia cierta el por qué, pero enamorarse es un estado inexplicablemente mágico, de allí luego, las miles de variantes de amar, a la familia, a los afines, a los hijos…el amor nos lleva a descubrir día a día una parte de nosotros, es infinito, indescriptible y fascinante.

Y para estar total, completa, absolutamente enamorado, hay que tener plena conciencia de que uno también es querido, que uno también inspira amor. Mario Benedetti

 

abrazar

Se puede llegar a amar de muchas maneras, ese sentimiento que pasa por pasión, cordura, locura, emoción y un sin fin de sensaciones, suele despertar de muchas maneras, pero indudablemente pasa por un proceso de conquista, el caso es que en muchas circunstancias es prácticamente imperceptible, solo llega y nos sentimos invadidos de el de una manera casi sorprendente.

Pero lejos de lo que muchos pueden pensar, el amor no se roba…el amor se conquista, de maneras mágicas, imperceptibles, maravillosas, ocultas o declaradas, el amor va ganando espacio día a día, se va acercando cada vez más, va entrando en nuestro ser, activando pensamientos, generando sensaciones y emociones, se va quedando en la piel cada segundo y cada instante que pasa por nuestro lado, no se acaba un día simplemente, no se cambia o sustituye por otro, así que cuando pierdas un amor, o un amor te deje ir, probablemente algún otro amor haya logrado una conquista.

irse

Uno no se enamoró nunca, y ése fue su infierno. Otro, sí, y ésa fue su condena. Robert Burton

 

Muchas veces hemos escuchado que el amor debe nutrirse, que la pareja debe alimentarse, que las relaciones deben renovarse y no descuidarse y solemos pensar que son cuentos, historias trilladas, pues ocurre lo contrario. Salimos al mundo a diario a enfrentarnos a la vida, y así como nos rodean cosas, personas y escenarios, también nos rodean pensamientos, emociones y oportunidades, deseos de amar, de ser amado, intenciones de las personas y para muchos, aunque no lo sepamos, podemos llegar a ser anhelos, es la naturaleza humana en su necesidad de afinizar con el mundo.

Pues ocurre que esta necesidad de renovación constante en la pareja, no es más que la reconquista diaria que realiza el amor ganado, la activación de esas sensaciones que nos enamoraron un día, el recordatorio del por qué nos unimos a esa persona y la repetición constante de aquello que nos hizo sentir, de lo que nos permitimos vivir.

Cuando las relaciones se apagan, indudablemente algo falla, de una parte, de la otra, de ambas partes, el amor ganado dejó de conquistar y es allí donde entran los muchos otros amores que nos rodean, no ha robar, esto no tiene ningún significado para el amor, simplemente a ir conquistando hasta activar en nosotros, aquello que dejamos olvidado como parejas.

balanza

Para un buen matrimonio hay que enamorarse muchas veces, siempre de la misma persona. Mignon McLaughlin

 

Cuando decides irte y dejar a alguien, cuando alguien te deja y sencillamente se va…no se puede creer realmente que tu amor fue robado, se debe tener la capacidad y madurez de entender que se cedió la conquista diaria de ese amor que un día fue tuyo, que se abandonó el deseo de conquistar y de permanecer vivo, de ser, de estar y de sentir.

Si realmente deseas que el amor perdure, conquista y ama, pero hazlo sentir, día a día como el primer día, que tu amor jamás pueda ceder espacio para la conquista de algún otro y que si algún día simplemente decide apagarse, sepas enteramente que nadie te lo ha robado…simplemente dejó de conquistar.

 

También te invitamos a visitar:

Dejar ir es reconocer que algunas personas son parte de tu historia, no de tu destino

Yo también tengo a alguien que a pesar de los daños, me cuesta mucho dejar ir

Luego de dejar ir al amor de tu vida, dejar ir a otra persona resulta muy sencillo

La vida es un duro equilibrio entre mantener y dejar ir