RINCÓN del TIBET

No permitas que el miedo y el resentimiento hagan nido en tu corazón

No permitas que el miedo y el resentimiento hagan nido en tu corazón

En el recorrido de la vida nos topamos con muchas experiencias que en muchas oportunidades nos dejan amargos sabores en el alma, las amarguras, los resentimientos, los miedos y las tristezas no se hacen esperar, siempre se presentan en distintas formas en nuestra vida, se graban en el alma y en la medida en que logramos trascenderlas nos vamos liberando de equipaje que vamos sumando a nuestra vida y que en definitiva no nos deja nada bueno más que la experiencia, a menos que hayamos aprendido de ella y se haya convertido en consciencia.

Perdona a todos y perdónate a ti mismo, no hay liberación más grande que el perdón; no hay nada como vivir sin enemigos. Nada peor para la cabeza, y por lo tanto para el cuerpo, que el miedo, la culpa, el resentimiento y la crítica (agotadora y vana tarea), que te hace juez y cómplice de lo que te disgusta. Facundo Cabral

 

 

Nuestro corazón, como buen consejero del amor, tiene la tendencia  de albergar por largo tiempo todas las sensaciones que nos acompañan en la vida, en nuestro camino, es tan extenso y tan noble que siempre tiene espacio para cada emoción de la vida, tanto es lo extenso que puede llegar a ser que hasta las emociones no deseadas se quedan en el, esto no significa que sea bueno o malo, son simplemente vivencias que reposan en nuestra alma algunas veces por decisión propia, otras por descuido y suelen activarse en determinados momentos, por diversas causas.

Las amarguras suelen hacer grises nuestros días, nos llevan a tomar decisiones impetuosas, guiados por la ira, por la inconformidad y por la frustración, que nos generó precisamente esa amargura y que nos llena de resentimiento y nos nubla la mente a la hora de tomar alguna decisión, de hecho la amargura va de la mano con el resentimiento, una es causa o efecto de la otra y todo aquello que nos genera resentimiento produce amargura y viceversa.

El resentimiento, la crítica, la culpa y el miedo aparecen cuando culpamos a los demás y no asumimos la responsabilidad de nuestras propias experiencias. Louise Hay

 

En consecuencia los miedos y las tristezas surgen, se revelan una serie de emociones que parten básicamente de los miedos y las tristezas que se anidan en nuestro corazón y de las cuales debemos librarnos cuantos antes, pero desde la causa no desde el efecto, pues estas emociones únicamente harán más difícil nuestro camino y derivará en la pérdida de oportunidades y en la toma de decisiones equivocadas, pues cuando no es la razón o el amor el asidero, los resultados no son los mejores ni loas más convenientes.

El resentimiento es un veneno que me tomo yo esperando que le haga efecto a otro. Anónimo

 

Depura tu alma y tu corazón de las pesadas penas, más que de los hechos que siempre dejan enseñanzas, son las emociones nocivas y venenosas las que oscurecen nuestra vida y no permiten que nos conectemos con lo real y verdadero de nuestro propio ser, sino que nos mantienen inmersos en un pesar y nos alejan de la luz, vivir lleno de miedos y tristezas, nos limita, cohíbe nuestras capacidades y nuestra fortaleza, no temas dejar atrás todo aquello que no necesitas y si se trata de emociones, sencillamente proponte trascenderlas y observa como se marchan de tu vida como un mal día.

 

También te invitamos a visitar:

No basta con perdonar… es necesario aprender a olvidar

La ira contra quienes amamos suele ser solo el temor a perderlos…

Reprimir nuestros sentimientos envenena el alma…

El amor no se busca… Se eliminan las barreras que le impiden llegar a nosotros

 

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda