NO ME PIDAS QUE RENUNCIE A MÍ MISMA POR TI

NUNCA VOY A RENUNCIAR A LO QUE QUIERO, A LO QUE SIENTO, A LO QUE YO MISMA HE DETERMINADO QUE QUIERO SER.

 No voy a renunciar a mi misma por ti, ni por nadie. A diferencia de otras cosas que sí se pueden romper, mi vida y yo somos una sola, y nadie puede intervenir o pedirme que no me haga cargo de ella.

Tampoco me puedes pedir que me haga cargo de la tuya; yo ya firmé mi contrato y no puedo asumir otro compromisode esa naturaleza, es una responsabilidad que va más allá de mi capacidad. Mi contrato dice que puedo compartir mi vida con otros, pero que no la puedo regalar.

Nunca voy a renunciar a lo que quiero, a lo que siento, a lo que yo misma he determinado que quiero ser. Ni tú ,ni nadie, sólo yo establezco las reglas en mi vida, porque yo las conozco más que nadie.

(cc) Greyerbaby / Pixabay

(cc) Greyerbaby / Pixabay

Si quieres ser parte de mi vida, no me pidas que renuncie a las cosas que ya forman parte de ella. No me pidas que renuncie a mis amistades, a mis pasatiempos, a mi mal humor o a mi forma de ser.

No puedes hacerlo. Mi vida empezó mucho antes de haberte conocido. Puede que ahora pases a formar parte de esa historia, pero nunca tendrás la clave para resetearla, sólo yo la sé.

Si quieres estar aquí, no me pidas que renuncie a mi misma, porque nunca lo podré hacer. No hay nadie más que se pueda hacer cargo de mi vida si yo la rechazo. Es mi vida y por algo me fue asignada. Para vivirla.

Vía: Belelu

Te invitamos a visitar:

En mí solo hay heridas

Comienza por amarte a ti

Aprende a reconocer quiénes en tu vida merecen lo mejor de ti

No inviertas tu vida en quien no tiene intenciones de formar parte de ella

Un amor que se mendiga no es amor