No guardes nada para una ocasión especial…

Muchas veces nos pasamos gran parte de nuestra vida, guardando cosas para alguna ocasión especial. Comemos a diario en esa vajilla que ya tiene detalles y usamos los cubiertos incompletos, nos vestimos con la misma ropa y con esos accesorios que quizás ya ni nos gusten… Y lo hacemos teniendo otras cosas que nos gustan más, que apreciamos y cuidamos, pero cuidamos tanto que puede que nunca lleguemos a disfrutarlas.

De qué nos sirve tener muchas cosas que jamás llegaremos a lucir, a sentir, a estrenar… De qué nos sirve abrir una gaveta y contemplar aquella ropa interior que nos colocaremos para alguna ocasión especial que aún no está agendada…

Nina de San 2

No nos sirve de mucho, debemos crear las ocasiones especiales, debemos entender  que lo especial es estar aquí, ahora, en este instante, éste es único momento real, no tenemos acción en el pasado y tampoco en el futuro… Solo lo incierto del futuro debe ser suficiente estímulo como para entender que quizás lo que no hagamos hoy, no tengamos oportunidad de hacerlo en otro momento.

No te guardes nada para fechas indeterminadas, maquíllate lindo hoy, usa ese reloj para el que tuviste que ahorrar meses para comparte, ponte esos zapatos, esa corbata… No te guardes un abrazo, un perdón, una sonrisa, ¡para luego es tarde!

Nina de San 7

Agradece la posibilidad que tienes en este momento de actuar como te dicte tu corazón, llama a esa persona especial con la que tienes tiempo desconectado, dile a tus hijos que los amas, prepara esa comida especial y sírvela en los mejores platos con esos bellos cubiertos… No importa si las cosas no resultan como esperas, no importa si tus palabras no son bien recibidas, si se parte una pieza de la vajilla, ese es el riesgo de vivir, puede que pase como puede que no, pero si nos basamos la vida postergando lo más valioso, estamos dando un claro mensaje de que nuestro presente no es lo suficientemente bueno y el presente es la vida misma, en él viviremos el resto de nuestras vidas.

Dale un buen uso a cada día, nunca pienses que es tarde para iniciar algo, créeme que luego de unos años, lamentarás no haber comenzado un día como hoy. Date la oportunidad de apreciar este presente maravilloso, que te brinda todas las posibilidades, que te da la opción de cambiar el rumbo, de ir tras lo que quieres, éste es el regalo, nútrelo con todo lo especial que tengas guardado, en gavetas, en armarios, en el garaje, en la mente y especialmente con lo que tengas guardado en tu corazón.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet