Muchas veces por querer acercarnos a alguien terminamos alejándolo…

Cada quien tiene una manera de ser, particular, de ver la vida y de enfrentarse a las situaciones, el problema no radica en ello, más bien tiene que ver con la costumbre y necesidad que tenemos todos, de querer dar un enfoque definitivo a las cosas y a las personas junto a  sus acciones.

Si nosotros somos tan dados a juzgar a los demás, es debido a que temblamos por nosotros mismos. Oscar Wilde

 

alejar la verdad

Entonces sin querer, terminamos siendo jueces de los demás, la confianza que pudieron entregarnos alguna vez queda resquebrajada, porque ya no se sienten escuchados, ni mucho menos comprendidos, se sienten permanentemente juzgados, hasta el punto de que la relación cambia por completo y aquella persona que conociste en algún momento ya no es ni la sombra de quien se presenta hoy día, comienzan a ocultarse las cosas, las miradas dejan de ser transparentes, llega el silencio que siempre acompaña a la duda…

Por buena que sea tu intención y tu interés de querer corregir a los demás o simplemente evitarles ciertos dolores y sufrimientos, recuerda que cada cabeza es un mundo y que en muchas ocasiones, por querer acercarte a alguien solo terminas por alejarlo, quizás esos son los mementos en los cuales debemos revisarnos y mirar hondo, quizás encontremos que no se trata de quienes somos, sino de la manera en que aceptamos y toleramos a los demás tal y cual son.

elegir

Hay velas que lo alumbran todo, menos su propio candelabro. Friedrich Hebbel

 

En la vida nos relacionamos de muchas maneras, en muchas circunstancias, establecemos vínculos con personas con las cuales no tenemos mucho en común, pero hay afinidad y aunque sus maneras de accionar no sean precisamente las más aprobadas por nosotros, no quiere decir que la relación se destruya, porque la afinidad y el cariño permanece, lo mismo sucede con miembros de nuestra familia e incluso nuestros hijos, queremos simplemente acercarnos tanto, que terminamos por poner una barrera.

Acepta las cosas a las que el destino te ata, ama a la gente con la que el destino te ha unido, pero hazlo todo con tu corazón. Marco Elio Aurelio

 

distancia

Sea como sea, la vida nos enseña que la crítica no es la mejor manera de acercarnos a nadie, no debemos convertirnos en jueces si queremos realmente ser aceptados o poder influir positivamente en alguna persona, enseñar con el ejemplo, con amor y tolerancia, siempre es la mejor manera de guiar, no es a través del juicio y de la constante critica que lograremos acercarnos a alguien, por el contrario, reflexionar sobre las causas que nos alejan de determinadas personas, nos permiten ver con claridad alguna de nuestras acciones, siempre y cuando reflexionamos sin prejuicio.

Piensa siempre, que no se trata de que no aceptes a los demás, es simplemente que no apruebas su comportamiento y en realidad hay cosas que cada quien debe elegir, como te toca a ti mismo elegir tus propios caminos…si existen conductas que no apruebas, solo no juzgues a los demás, debemos liberarnos de prejuicios y si bien esto no justifica la complicidad en la injusticia, es preciso saber que cada quien tendrá su propio escarmiento, pues la impunidad solo existe en la ley de los hombres…

 

También te invitamos a visitar:

Elige la aceptación en tu vida en lugar de los problemas en tu mente

La Aceptación

Pruébate a ti mismo que te amas lo suficiente…

Quien dedica su tiempo a mejorarse a sí mismo no tiene tiempo para criticar a los demás

x