Lo más valioso que podemos darle a nuestros hijos, es nuestro tiempo

Ciertamente la mayoría de nosotros vive dinámicas diarias que no dejan mucho tiempo para la mayoría de las cosas que nos gustan, entre ellas interactuar con nuestros hijos. Dejando para ellos lo que nos sobra, siendo ellos lo que decimos normalmente representan lo más importante de nuestras vidas.

Nuestro tiempo está repleto de obligaciones, de deberes, de cosas que no podemos delegar y por lo general cuando nuestros pequeños manifiestan su necesidad de atención, sus ganas de jugar, sus demandas de tiempo, no pueden ser atendidas por nosotros, porque tenemos otras cosas prioritarias que hacer.

niño-descansando-y-aliviando-su-emocion-1

Tratamos de solventar las ausencias comprándoles regalos, inscribiéndolos en actividades extracurriculares, prestándoles nuestra tablet o nuestro celular para que se distraigan, mientras nosotros estamos muy ocupados y mientras tanto esas edades tempranas transcurren de manera acelerada y momento a momento, nos vamos perdiendo experiencias que no podremos recuperar y que de seguro representan las más importantes para nuestros pequeños.

Nada puede reemplazar la experiencia de compartir junto a nuestros niños, de conocerlos, de apoyarlos, de escucharlos, nada más deleitante que un pequeño haciendo uso de su vocabulario, que se amplía cada día más, que es capaz de expresarse de tantas maneras, nada como hacerle seguimiento a sus dientitos, nada cómo saber cómo calmarlo sin recurrir a un chantaje, a una amenaza o a un maltrato y esto se da con mayor facilidad cuando nos tomamos el tiempo de compartir y conocer a esos pequeños.

mujer-abrazando-a-un-niño

Algunas veces escuchar mami o papi vamos a jugar, puede retumbar en nuestros oídos, pensando en todas las demás cosas que tenemos que hacer y podemos verlo inclusive como un sacrificio. Pero si nos hacemos conscientes de que en menos tiempo del que pensamos, no volveremos a oír esas demandas, y que si les damos prioridad a nuestros hijos cuando están pequeños, muy probablemente ellos se acostumbren a contar con nosotros, a fomentar la confianza y a estrechar lazos que permanecerán a lo largo de sus vidas, lo cual nos hará más sencillo acceder realmente a ellos.

Interactuar con un niño, no solo es beneficioso para ellos, ese tiempo es la mejor inversión que podemos hacernos a nosotros mismos, tenemos tanto que aprender de ellos y algunas veces por creer que siempre tenemos las respuestas no somos humildes y no tomamos las lecciones que estos pequeños nos proporcionan. Ser niños es maravilloso, conectar con ellos, es extremadamente valioso para ambas partes y mi parte preferida es cuando mi niña interior disfruta tanto como mi hijo de cada juego, de cada brinco, de cada chiste, de cada abrazo. El tiempo que les damos a nuestros niños es un regalo para ellos y para nosotros.

niños-felices-2

 

También te invitamos a visitar:

Tu principal aporte a la humanidad: la crianza de tus hijos

Un ejercicio que debes atreverte a hacer con tus hijos…

Si quieres ser una buena influencia en tus hijos, debes participar de sus alegrías…

Corregir a nuestros hijos con amor grabará rutas en sus almas