Lo más bonito del mundo es abrazar a las personas que quieres

A veces nos pasa el tiempo sin percatarnos de todo lo que llevamos sin abrazar a las bellas personas que nos rodean. Sin embargo, hacerlo es una de las sensaciones más maravillosas y extraordinarias que existen.

De hecho, rodear con nuestros brazos a las personas que amamos tiene múltiples beneficios. No solo nos sentimos nosotros bien, sino que creamos una atmósfera fantástica impregnada de cariño y de calidez.

Por eso siempre es buen momento para mostrar cariño y afecto a aquellos de los que nos rodeamos. Es algo que nos hace bien a nosotros y le hace bien a ellos, así que lo que tiene sentido es aprovechar al máximo nuestro tiempo juntos.

Un abrazo en la cocina

Hay miles de formas de decir “te quiero”

Los abrazos son solo una de las miles de maneras que hay de decir “te quiero”. A veces se nos olvida cómo podemos rescatar el cariño en los pequeños detalles diarios. Por eso debemos saber que el amor se esconde detrás de cada pequeño gesto…

O sea que normalmente nuestro error está o bien en la dificultad para comunicarnos o bien en nuestra incapacidad para escuchar. Es decir, que aunque normalmente transmitimos cariño por todos los poros de nuestra piel, no tenemos nuestros sentidos atentos a esas muestras de amor.

Del mismo modo hay veces que las descuidamos por eso no está de más que nos esforcemos en detectar de qué maneras podemos decirles cada día las personas que nos rodean que las queremos.

Abrazo de madre e hija

 

Por ejemplo a los más cercanos podemos ofrecerles nuestros buenos días y buenas noches. De alguna manera esto nos permite comenzar y terminar el día con un buen sentimiento, el de la presencia y permanencia en nuestra vida de la gente importante para nosotros.

Otra manera de expresar nuestro cariño e interés es procurando resolver nuestros conflictos. Es importante que los demás perciban que nos importa cómo nos sintamos en relación al otro.

 

De igual manera, si una persona está mal le vendrá bien percibir “que estamos ahí”, pues eso es un plus para su bienestar. Podemos esforzarnos por hablar, por escuchar, por saber qué tal está, por hacer su día a día más llevadero, etc. Todo lo que hagamos será algo que produzca buenas consecuencias.

Además, recordarles a las personas que queremos que nos acordamos de ellas es un pilar fundamental para hacerlas sentirse especiales. Por supuesto, interesarnos por cómo les fue el día y por las cosas que anhelan es otra de las premisas básicas a la hora de decir te quiero sin decirlo.

ABRAZO

 

 

Vía: Lamenteesmaravillosa