La opinión más importante para ti, es la que tienes de ti mismo

En muchos momentos de la vida podemos sentirnos juzgados, vigilados, desgastarnos en llenar las expectativas de los demás puede llegar a ser agotador y de seguro no te dará la felicidad esperada, realmente existe un hilo muy fino y sutil, entre disfrutar haciendo felices a los demás en ciertos momentos y de vivir la vida en función de las opiniones que los demás tienen sobre nosotros.

Cuando yo me perdoné, dejé de juzgar. Facundo Cabral

 

máscaras

Los consejos y las opiniones pueden resultar de gran ayuda en muchos espacios y situaciones de la vida, nos orientan, nos acercan a determinadas experiencias y utilizados con sabiduría nos evitan muchos sin sabores, sin embargo, nuestra felicidad no puede basarse en las opiniones de otros, no podemos convertirnos en eso que los demás piensan o peor aún, disfrazarnos según el interés de cada quien.

La honestidad y la sinceridad, son piezas claves en la vida para aligerar el peso que cada quien va llevando, si asumimos vivir de caretas y de expectativas, pendientes siempre de lo que piensan y dicen de nosotros, definitivamente estaremos tomando un rumbo incierto, pues estaremos dejando de lado la opinión más valiosa e importante en nuestra vida, que es únicamente la que tenemos de nosotros mismos.

amor

La familia, los amigos, los seres más allegados, siempre existirá alguien que pueda ligeramente emitir opiniones sobre nuestras acciones, sobre nuestras decisiones y los caminos que hemos decidido recorrer, pero en realidad no estamos en este mundo para ser jueces de nadie, no nos corresponde, esto solo personifica el prejuicio y la supremacía de pensar que pudimos haberlo hecho mejor que otros, cuando en lo profundo cada quien tiene sus propios motivos y razones, para bien o para mal le tocará responder por cada acción y asumir sus propias consecuencias.

Si tu felicidad depende de lo que hagan los demás, supongo que estarás en aprietos. Richard Bach

 

En la vida debemos ser cuidadosos de los roles que asumimos, desde donde analizamos las cosas y cuando realmente estamos emitiendo una sincera y desinteresada opinión, con humildad, sabiduría, bondad, amor verdadero y no desde la destrucción, la mala intención, la intriga, la crítica o el juicio, pues en estos términos las opiniones llegan a ser realmente destructivas, pero no para quienes la reciben, sino ara aquel que se ha convertido en juez sin causa.

libertad

Muchas veces solemos reflejar nuestras debilidades en los demás, aquello que nos agobia, que nos tortura ocultamente o que simplemente somos incapaces de reconocer en nosotros mismos, fácilmente lo observamos en los demás, y esto nos otorga, según cada quien, el pleno derecho de opinar sobre la vida de otros, resulta que no es desde este espacio que se tiene influencia alguna en alguien, actúa desde la imposición y ganarás enemigos, actúa desde el amor y la humildad y tendrás aliados eternamente.

No conozco la clave del éxito pero la clave del fracaso es tratar de complacer a todo el mundo. Woody Allen

 

Por más que te preocupe lo que piensen los demás, no olvides que tu opinión de ti mismo es lo más valioso que alimenta tu vida, porque tus pensamientos sobre lo que eres en realidad, tu aprobación y aceptación, te permitirá ocuparte siempre de tu propia vida, de tu crecimiento y de ser realmente esa persona que deseas ser, no lo que los demás desean que seas, vive y sé quien eres, sin caretas ni prejuicios, ama profundamente, pero especialmente que la compasión y la humildad sean siempre tu derrotero.

 

También te invitamos a visitar:

Enamórate de ti y luego de quien quieras

El día que me enamoré de mí

Estoy empezando a sospechar que el amor de mi vida soy yo

Carta al amor propio: Yo soy yo. Tú eres tú