La importancia del apego en los niños

El apego es aquel vínculo emocional que la gente hace con otras personas a lo largo de toda su vida. Este apego se inicia en la infancia y continua durante el resto de nuestros días, pasando de ser algo familiar, a algo relacionado con la amistad o con las relaciones de pareja.

El apego «extraño»

A veces, este tipo de apego deriva en algo extraño, en algo tóxico. Es aquí cuando surge la dependencia emocional u otro tipo de relaciones que no nos hacen ningún bien y que nos sumen en una tristeza y en una relación bastante dolorosa.

Esto no quiere decir que el apego no sea importante, pues el hecho de vincularnos con las demás personas nos permite madurar. Es por eso por lo que el apego es necesario, sobre todo en los niños, para que empiecen a desenvolver su capacidad de vinculación emocional y sepan desarrollarse correctamente con las demás personas.

Tipos de apego

Pero, en cuestiones de apego podemos establecer algunos tipos que pueden servirnos de ayuda para entender mejor este tipo de apego, sobre todo en los niños. Es importante que mencionemos que algunos apegos son positivos, mientras que otros son algo negativos.

Con este fin, vamos a mostrar los tipos de apego estudiados por dos personas totalmente diferentes: la reconocida psicóloga Mary Ainsworth y Cindy Hazan y Phillip Shaver que ampliaron los tipos de apego.

1. Apego seguro

El apego seguro se caracteriza porque el niño busca la protección de sus padres, su seguridad, y tiene la necesidad de recibir un cuidado constante. La madre o el padre suele ser una persona muy cariñosa que tiene muestras de afectividad constantes.

Con este tipo de apego, el niño consigue desarrollar una fuerte autoconfianza que les ayudará en todos los ámbitos de su vida. Con esto, estos niños suelen ser años más adelante personas muy cariñosas, estables y que tienen relaciones interpersonales satisfactorias.

2. Apego evitativo

En este caso, el niño se cría en un entorno en el que el padre o la madre descuida constantemente las atenciones que merece el niño. Esto resulta contraproducente, ya que aquí no se desarrolla el sentimiento de autoconfianza. Por esto, estos niños terminan siendo muy inseguros y con algunos problemas relacionados con ese abandono que sufren en su niñez.

294193-gallery1-horz2

3. Apego ambivalente

En el apego ambivalente, los niños responden a la separación de sus padres con gran angustia, de ahí que surgan enfados y protestas que intenten llamar la atención sobre los mismos para que le presten atención. Esto sucede porque no han asimilado correctamente las habilidades emocionales necesarias. Cuando estos niños maduran tienen un serio problema de confianza en sí mismos.

vincular_590

4. Apego preocupado

Está relacionado con lo anterior, lo único diferente es que estos niños terminan siendo personas con una autoestima muy baja que buscan constantemente la aprobación de los demás. Son personas dependientes, desconfiadas y bastante negativas. Esto sucede porque los niños no han recibido una atención sana cuando eran pequeños.

5. Apego independiente

Los niños con apego independiente se consideran autosuficientes por ellos mismos. La confianza que le han inculcado es tal que creen que no les hace falta recurrir a ayuda alguna. El problema es que tienden a alejarse un poco de los demás, buscan tan solo su propio beneficio y pueden acabar siendo terriblemente egoístas.

ninosautonomos-p

Además, suelen suprimir algunas relaciones cercanas pues consideran que no les aportan nada. Esto ocasiona que, de alguna manera, «anulen sus sentimientos» y no sepan cómo lidiar con ellos en el momento en que no pueden ignorarlos.

6. Apego desorganizado

En este último tipo de apego, nos encontramos con sentimientos contradictorios con respecto a las relaciones interpersonales. Los niños que han aprendido este tipo de apego, han vivido en un entorno inestable, no tienen nada claro y suelen desconfiar de todo y de todos. Suelen suprimir sus emociones y, cuando son mayores, no suelen buscar la intimidad sino todo lo contrario.

Estos tipos de apego se producen constantemente y, como vemos, muchos de ellos dan resultados algo negativos. Esto sucede porque los padres no han sabido establecer una relación sana con sus hijos, algo que les afecta en un futuro cercano.

¿Has sufrido tú algún tipo de estos apegos?

 

x