RINCÓN del TIBET

Hay una cosa en la vida que no podemos dejar de hacer…

hay

Hay una cosa en la vida que no podemos dejar de hacer…

Hay personas que pasan la vida viviendo a través de otras, hay muchas, parece ser que se enfocan en ver los defectos y virtudes de todo aquel que está a su alrededor, se olvidan que cada quien tiene una vida y no es por casualidad, corresponde a cada ser de este mundo, progresar, experimentar, crecer y aprender, y ello conlleva todas las facetas y etapas que deban atravesar, por lo que vivir y dejar vivir, se convierte en la primera razón  de alcanzar lo que en verdad deseamos.

Hay dos maneras de vivir su vida: una como si nada es un milagro, la otra es como si todo es un milagro. Albert Einstein

Cuando entendemos que cada quien tiene su espacio de acción y actuación, dejamos de juzgar y hacemos los prejuicios a un lado, nuestra propia vida se aligera de una manera maravillosa, pues estamos dejando de lado lo que no nos compete sobre las vidas ajenas, dejamos que los demás de ocupen de lo suyo y ello nos permite visualizar y apreciar nuestra propia vida.

Puede llegar a ser muy nocivo y agotador, vivir pendientes de todo lo que ocurre en la vida de los demás, de lo bueno de lo malo, pero especialmente de sus decisiones, no para aprobar ni justificar, que de hecho no nos toca, sino para juzgar y criticar, para vivir asombrados de las cosas que les pasan a los demás, cuando algo está sucediendo en nuestra propia vida segundo a segundo y lo estamos empañando con las vidas ajenas.

Tanta prisa tenemos por hacer, escribir y dejar oír nuestra voz en el silencio de la eternidad, que olvidamos lo único realmente importante: vivir. Robert Louis Stevenson

La existencia nos da la oportunidad de reconocernos, de encontrarnos, de ser humanos, de vivir, sentir y padecer, y lo mismo ocurre en la vida de cada quien. Ocuparse de si mismo, otorga valor y sabiduría a tu vida, a tus elecciones, te permite disfrutar de tus éxitos y hay que aprender de los fracasos. Debes superar las quejas y la negatividad, de hacer y escoger lo que realmente deseas, sin necesidad de que la vida de alguien más sea una distracción.

Esforcémonos en vivir con decencia y dejemos a los murmuradores que digan lo que les plazca. Molière

Que la felicidad de los demás se transforme en la nuestra es un gesto hermoso, que podamos compartir las elecciones acertadas de los demás y ser solidarios en los fracasos, forma parte de nuestro propio crecimiento, pero pretender elegir por ellos, juzgar sus actos, criticar y comparar constantemente, no solo no nos nutre como seres humanos, sino que nos hace nocivos para nosotros mismos y para cualquiera que se nos aproxime.

Vive y deja vivir, hay que dejar que cada quien siga su camino, y que la vida les enseñé lo que les correspondan…

Por: Marvi Martínez – Rincón del Tibet

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda