RINCÓN del TIBET

¿Estás donde quieres estar?

¿Estás donde quieres estar?

 La verdadera vida tiene lugar en nuestro interior.  Paul Auster

 

Cuántas paradas hacemos a lo largo del camino, cuántos descansos tomamos, atajos, puentes y túneles. Nacemos y nos adaptamos a nuestro entorno casi espontáneamente, somos hijos, hermanos, nietos, sobrinos; nos hacemos profesionales o aprendemos un oficio, nos casamos o formamos pareja, hacemos vida de hogar, nos separamos o no, nos volvemos a unir, nos hacemos padres… y en cada respiro tratamos en la medida de lo posible, de dar a cada nuevo amanecer un sentido realmente importante que nos diga que estamos conformes donde estamos justo ahora.

En muchas ocasiones nos encontramos en circunstancias que nos hacen pensar ¿Dónde estamos? ¿Por qué estamos allí? ¿Cómo llegamos hasta allí?

Sea cual sea la respuesta que nos demos o que la vida nos muestre, es sencillamente el camino que decidimos recorrer, es el lugar que quisimos habitar, es la persona a la que nos unimos, es el trabajo que pensamos nos resultaría más beneficioso… pero las preguntas son: ¿Estás dónde quieres estar justo ahora? ¿Tienes una vida plena, satisfecha y de motivación? ¿Te falta algo? ¿Qué buscas realmente?

En la vida jugamos muchos roles, asumimos responsabilidades, cumplimos deberes y siempre se presentan las obligaciones, pero sea cual sea la labor escogida, siempre tendremos la opción de estar donde queremos estar, nada nos obliga a tomar tal o cual alternativa, es sencillamente nuestra pura elección. Si decidimos ser humanos ejemplares, buenos ciudadanos, buenos hijos, padres, ser sujetos de provecho, debemos procurar que siempre vaya en consonancia con nuestro ser interior. Si no existe una concordancia plena entre lo que sentimos en nuestro interior y lo que exteriorizamos, probablemente vivamos en medio de una constante frustración.

Al contrario, cuando la luz de nuestro ser asume nuestro camino, cuando cada decisión y acción que tomamos es resultado de nuestro deseo pleno, entonces pocos serán los cuestionamientos que nos haremos a lo largo de nuestro recorrido por esta existencia, incluso los errores cometidos serán parte importante de enseñanzas recibidas y lejos estarán de ser considerados fracasos.

La vida te da un montón de tiempo para hacer lo que quieras si te quedas en el momento presente.  Deepak Chopra

 

Tenemos una guía interna permanente, nunca duerme, no se molesta, nos perdona una y mil veces, siempre está junto a nosotros para recibirnos y en disposición de hacernos mejores cada vez, el tema es que pocas veces nos damos la tarea de escucharla, de sentirla, de percibirla aunque siempre la presentimos. No nos aceptamos como seres plenos y maravillosos, nos subestimamos, dudamos de nuestras capacidades, pensamos en actuar por rebeldía, por capricho y hasta por ignorancia, cuando realmente cada uno de nuestros pasos es manifestación latente de la vida, de la maravillosa creación y de nuestro potencial como co-creadores de este mundo.

Es en este punto donde actuamos en consideración del querer de los demás, llenamos espacios, cumplimos deseos y expectativas, no nos sentimos capaces de decepcionar a nadie, cuando realmente el estar donde se desea estar, es el principal indicador de que se hace lo que realmente se quiere, como y cuando se quiere.

Siempre ten presente que nada te obliga, que eres fuerza plena, que no debes permanecer en ningún lado por cumplir los deseos de alguien más o porque sencillamente alguien considera que es allí donde debes estar. Que los espacios que llenes sean por satisfacción plena, que los caminos que recorras impriman tu huella, que los sitios que dejes te acompañen en cada recuerdo y que los nuevos que elijas sean realmente por decisión propia.

No importa el momento, nunca es tarde para hacer y estar donde deseamos, nada puede impedirnos llegar hasta donde queremos llegar, todo lo que necesitamos ya lo tenemos, aire en los pulmones y la plena convicción del ser, todo lo demás es una opción a escoger, el camino a tomar y el equipaje a llevar.

Si dedicamos nuestra vida a los exitosos negocios, que no nos consuman, que cada día de nuestro productivo trabajo nos llene de placer; si a cambio elegimos dedicar nuestra vida al conocimiento, que así sea, pero con la satisfacción plena y con disposición a transmitirlo. Sea cual sea el modo de vida elegido, cada día, cada momento, cada respiro… haz que valga y sé siempre fiel a ti mismo.

Namasté

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda