RINCÓN del TIBET

El desamor me ha cambiado

El desamor me ha cambiado

Pasar por la experiencia de un desamor es algo muy intenso y fuerte que, quien no lo ha vivido, apenas puede saber qué es lo que se experimenta. Eso sí, sabemos que cualquier circunstancia por la que pasamos en nuestra vida nos cambia, y más aún si esta circunstancia nos ha marcado.

Esto ocurre con el desamor, que provoca que cambiemos, aunque debemos pensar si este cambio se produce para bien o para mal. ¿Empezamos?

Me siento como si estuviera esperando algo que no va a suceder

La decepción: un paraje peligroso

La decepción surge cuando esperamos algo de alguien y esto nunca llega. Este es un error en el que siempre nos vemos sumergidos, porque si nos decepcionamos es porque realmente queremos. ¿No sería más fácil no esperar nada de nadie y aceptar lo que venga? Es difícil, pero debemos empezar a cambiar nuestra forma de ver las cosas. Solo así sufriríamos muchas menos decepciones.

El hecho de sufrir un desamor provoca que todo ese futuro con el que habíamos soñado al lado de esa persona se vaya al traste. Nos sentimos decepcionados con nosotros mismos, con la otra persona y con la relación en sí por no poder haber llegado al éxito de la misma.

Haber esperado tanto de nuestra relación, provoca que nos sumergamos en una marea de emociones negativas que no nos aportarán ningún beneficio. Es entonces cuando surgirán los sentimientos de tristeza y rencor, sentimientos de los que debemos liberarnos para poder continuar nuestra vida con entera felicidad.

¿Has perdido la ilusión?

Esto es algo normal, pues cuando pasamos por una circunstancia tan dolorosa como es el desamor nos sumimos en una profunda tristeza en la que no albergamos la esperanza de disfrutar otra vez de nosotros mismos y de la otra persona.

Pero… ¿te has parado a pensar en si realmente esto es importante? Has perdido la ilusión en todos los ámbitos de tu vida y ya no disfrutas de todo aquello que antes te hacía feliz. Debes aprender a buscarlo otra vez, pues solo tú puedes devolverte ese disfrute de aquello que antes te resultaba placentero.

Vuelve a abrirte camino en un mundo donde la esperanza sí existe, pero está de tu mano buscarla, encontrarla y mantenerla. No te permitas vivir sin disfrutar de lo que realmente te gusta. El desamor no debe ser un lastre que te hunda en lo más profundo de un pozo sin fondo.

Es normal que pierdas tu autoestima

No es la primera vez que sufrimos una bajada de autoestima, ya sea por causas que tengan que ver con nuestro ámbito laboral o por causas familiares. Por eso, debes aceptar que tu autoestima baje, pero no debes permitir que esto te arrastre.

La autoestima sube y baja. Aunque debamos mantener un equilibrio constante, esto es muy difícil de conseguir. Eso sí, debemos ser conscientes de ello y aceptar que podemos intentar elevarla si así queremos. La autoestima solo depende de nosotros, aunque las circunstancias externas provoquen ligeras variaciones en ella.

Pero, cuando te veas bajo de autoestima fruto de un desamor, debes saber que aflorarán en ti todo tipo de pensamientos negativos. Creerás que la relación terminó por tu culpa, que no has sido lo suficientemente bueno… ¡Elimínalos de tu mente! No te culpabilices por algo que, quizás, no estaba destinado a ser lo que tú tenías en mente.

Dile “sí” a la resiliencia

Algo bueno que podemos sacar de todo el proceso del desamor, es que aprenderemos a salir fortalecidos incluso de esta circunstancia. Porque todos nosotros estamos preparados para afrontar esta y muchas más dificultades. No se acaba el mundo, ¡este sigue! Y tú puedes ver el lado bueno…

Ha sido una experiencia más, algo de lo que debes aprender para no volver a caer en lo mismo. Nuestra vida está basada en experiencias que no hacen más que enriquecernos. Piensa que estás madurando, que ahora sabes más sobre la vida. No permitas que un desamor te paralice, ¡aprende de ello!

La resiliencia es algo que vamos adquiriendo cada vez que salimos de una situación complicada, como puede ser el desamor. Ahora sabes qué camino seguir, a qué personas conocer… Las situaciones negativas te enriquecen, no las veas como algo que puede destrozarte la vida.

Fuimos un cuento breve que leeré mil veces

Y tú… ¿cómo has salido de tu situación de desamor? Tal vez hayas pensado que todo el mundo se te venía encima, pero con el tiempo has sabido sacar la parte positiva de todo ello. Ahora eres más fuerte, más sabio. De todo lo negativo siempre puede sacarse una parte muy positiva.

 

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda