Hay cosas que nos hacen felices y debemos ser agradecidos por ellas, ¿Crees que podrías enseñárselas a los niños y niñas que tienes a tu alrededor?

El sentimiento de gratitud es una manera poderosa de ver siempre el vaso medio lleno. Las perspectivas positivas siempre nos permitirán entender los procesos de una mejor manera, incluso evitándonos caer en la desesperación o la apatía. Por esto mismo, es necesario enseñarle a nuestros hijos, sobrinos o hermanos pequeños la importancia del poder de la gratitud , tanto como una actitud mental o como un gran factor de motivación emocional para seguir adelante ante cualquier adversidad.

Agradece a los niños cuando hacen algo bueno

© Erica Shires/Corbis

© Erica Shires/Corbis

Sea lo que sea, dale las gracias por intentar hacer algo por los demás. De vez en cuando dale un abrazo grande y dile “gracias por ser como eres”. Los niños lo entenderán y sabrán que hay cosas que a los demás les resultan buenas. No importa si no les resulta, la intención es lo que vale.

Muestra gratitud en tu hogar

© Hiya Images/Corbis

© Hiya Images/Corbis

Da las gracias a tu pareja y amigos y procura que ellos hagan lo mismo delante de tus hijos. Que ellos vean que la gratitud no es algo que sucede solo fuera de su casa. Ya tendrá suficientes años como para encontrarse con gente que no valore el trabajo de otros o que sea en exceso negativa, mientras crezca procura que sea en un ambiente positivo y lleno de amor. Pregúntale qué significa para él o ella la amabilidad, el cariño, el amor y la dedicación, quizás te lleves algunas sorpresas y seas tú el que acabe aprendiendo.

Lee historias de gratitud

De vez en cuando es bueno olvidar las historias clásicas y predecibles de Walt Disney para aventurarnos en otras que dejan enseñanzas mucho más certeras. Hay mil videos dando vuelta en Youtube con cuentos aptos para este fin, sin embargo, siempre será mejor generar un tiempo de calidad y que seas tú quién se los lea. Hay cuentos latinoamericanos que son maravillosos, y de los cuales podrán sacar muchas enseñanzas.

 

Haz que se den cuenta de la vida llena de libertad que tienen

© CORBIS

© CORBIS

Esto es algo importante. Enseñarle a tus hijos, hermanos pequeños o niños que estén a tu alrededor que la importancia de vivir en democracia es algo fundamental. Conversar con ellos y contarles que no todos los niños tienen la misma suerte ni libertad para decir lo que piensan, para viajar, jugar o estudiar, les hará aprender una valiosa lección. Ser conscientes de la realidad en la que crecemos y vivimos es algo que podemos transmitir y que será útil y necesario para las nuevas generaciones.

Muestra aprecio por la comida que comes

© Rana Faure/Corbis

© Rana Faure/Corbis

Sabemos que existe gente que no tiene para comer, pero los niños no. Se nos ha dicho esto desde que somos pequeños pero no le encontramos el real significado hasta que somos conscientes de la realidad mundial. Una buena razón para ser agradecidos por nuestra comida es valorar el trabajo de quien la preparó y de todas las personas que tuvieron que trabajar para que los productos que tenemos en nuestra mesa creciera sano y fuerte, eso es algo que ellos si entenderán y que se les hará mucho más cercano.

Disfruta con ellos del sol y la lluvia

© Vladimir Godnik/moodboard/Corbis

© Vladimir Godnik/moodboard/Corbis

Muchas veces nos quejamos por algunas épocas del año. No nos gusta el sol, no nos gusta el frío y los niños nos escuchan y lo repiten. De hecho, los niños suelen repetir las conductas de sus padres, pero si valoramos el sol y la lluvia les haremos entender que todo es necesario para que nuestro planeta funcione bien. El día, la noche, el viento, la lluvia y el calor. Todo es perfecto y está ahí para que lo cuidemos.

Mira de cerca los árboles cada vez que salgas con niños

© Hero Images/Corbis

© Hero Images/Corbis

Recuerdo que mi abuela me habló muchas veces cuando era niña de la importancia que tenían los árboles para que nosotros viviésemos bien. Me decía que ellos eran maravillosos porque estaban aferrados a la tierra, pero también podían alcanzar el aire. Nos daban oxígeno, frutos, sombra, y servían de casa para un sinfín de animales.

Hacer que los niños sean conscientes de la naturaleza, la respeten y la cuiden hará que su generación logre muchas más cosas que la nuestra, ¿no lo crees?

Es importante contar con los demás

© Heide Benser/Corbis

© Heide Benser/Corbis

No podemos hacer las cosas siempre en soledad. Si bien se vale ser autosuficientes, también es necesario entender que formamos parte de comunidades y que contar con amigos es algo que nos hará bien y lograremos llevar una vida mucho más sana. Enséñales a los niños que cuando estamos con otros somos capaces de sacar lo mejor de nosotros mismos, y que la compañía es algo que siempre hay que agradecer.

Conversa con ellos y pregúntales de qué están agradecidos, de quiénes están agradecidos y por qué se sienten así

 

© Tom Grill/Corbis

© Tom Grill/Corbis

Los niños nacen con cualidades que a muchos nos asombran. Se muestran mucho más inteligentes emocionalmente que varios adultos que conozco y tienen respuestas que a algunos nos dejan sin habla.  Pregúntales qué cosas los hacen felices y por qué se sienten así, aprenderás mucho más de sus emociones, y ellos entenderán que te importa su opinión…y lógicamente estarán agradecidos.