RINCÓN del TIBET

Caer al hoyo – Cuento Tibetano

Caer al hoyo

1 Bajo por la calle. Hay un enorme hoyo en la acera. Me caigo dentro, Estoy perdido… impotente. No es culpa mía. Me tardo una eternidad en salir de allí.

2 Bajo por la misma calle. Hay un enorme hoyo en la acera. Hago como que no lo veo. Vuelvo a caer dentro. No puedo creer que esté en ese mismo lugar. Pero no es culpa mía. Todavía me tardo mucho tiempo en salir de allí.

3 Bajo por la misma calle. Hay un enorme hoyo en la acera. Veo que está allí. Igual caigo dentro… es un hábito. Tengo los ojos abiertos. Sé donde estoy. Es culpa mía. Salgo inmediatamente de allí.

4 Bajo por la misma calle. Hay un enorme hoyo en la acera. Paso por el lado.

5 Bajo por otra calle.

Este hermoso cuento tibetano nos muestra como la reflexión puede traernos poco a poco la sabiduría al llegar a darnos cuenta de que caemos una y otra vez en pautas de conducta fijas y repetitivas, y empezamos a sentir el anhelo de librarnos de ellas, (de esquivar el hoyo en la acera). Naturalmente, podemos recaer una y otra vez, pero poco a poco podemos deshacernos de ellas y cambiar, (hasta bajar por otra calle).

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda